Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 19-11-18, 19:50

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4547 Artículos. - 73163 Comentarios.

La confesión de François Houtart

Sobre los hechos relacionados con abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes, ATRIO ha informado siempre con objetividad y ha condenado siempre sin paliativos estos hechos, vinieran de donde vinieran, aunque resaltando siempre que, junto a la responsabilidad personal, existía una responsabilidad institucional en la configuración del sacerdocio y en la manera de ocultar este tipo de hechos. Dimos especial relieve al caso de Bélgica y al Informe Adriaenssens. Sobre el caso del belga François Houtart habíamos anunciado que buscaríamos la información más objetiva para ofrecerla los lectores. Hemos traducido para ATRIO este dossier de Le Soir del 31 de Diciembre de 2010. Como ATRIO no opinamos. Cada cual puede formarse su opinión y manifestarla aquí

 

ABUSOS SEXUALES: LA CONFESIÓN DEL CANÓNIGO

Por Colette BRAECKMAN y Ricardo GUTIERREZ.

  

Del escándalo de abusos sexuales no se libra ningún estamento de la Iglesia. Después del obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, el 24 de abril, un sacerdote “rebelde”, François Houtart, confiesa haber abusado de un menor, hace cuarenta años. El “papa de la alterglobalización” es ese canónigo anónimo al que se refiere uno de los 475 testimonios de abusos sexuales recogidos por la comisión Adriaenssens, entre el 19 de abril y el 14 de junio pasados (Cf. el “Texto” más abajo). François Houtart lo ha confirmado a Le Soir el martes -28 de Diciembre-  desde Quito, Ecuador.

 François Houtart es el mayor de una familia de 14 hijos, nieto del conde Henry Carton de Wart, uno de los pioneros del Partido católico y primer ministro de 1920 a 1921.

A los 85 años, después de muchos años de compromiso con los oprimidos, este hombre encarna la conciencia del Tercer mundo y la conciencia solidaria de la Iglesia católica. Formado en los principios de la juventud obrera cristiana (JOC), sociólogo marxista, se comprometió desde mediados de los setenta en favor de los pueblos del Sur, mediante la fundación de una ONG, el Centro Tricontinental (Cetri), en Lovaina la Nueva.

Tras ser denunciado por el testimonio indirecto de una prima ante la comisión Adriaenssens, el “canónigo rojo” nos ha confesado, desde Quito, haber abusado de un menor –uno sólo, afirma–, miembro de su familia, hace cuarenta años. La denunciante habla de “violación”. François Houtart reconoce tocamientos. De todas formas, los hechos han prescrito, penal y civilmente. Lo que está en entredicho es la autoridad moral del sacerdote, propuesto al premio Nobel de la paz 2011 por sus seguidores.

Este hombre continúa muy activo en la lucha por los más débiles, lo que posiblemente guarde relación con el abuso cometido…, como una forma de reparación social indirecta. El canónigo está en todos los frentes: como delegado en Ecuador, desde el 25 de diciembre, o debatiendo sobre el futuro del cristianismo con el presidente del Consejo europeo, Herman Van Rompuy, el 24 de noviembre último, en las Facultades universitarias de Namur.

Hace casi un año, en el marco de una encuesta de Le Soir sobre los católicos, François Houtart figuraba en duodécimo lugar en nuestra clasificación de los católicos más influyentes del Reino, justo delante del copresidente de Ecolo, Jean-Michel Javaux, décimotercero.

 Para los suyos, es difícil imaginar que una persona de su talla pueda estar salpicada por el escándalo de los sacerdotes pedófilos… Las primeras sospechas arrancan de la publicación del informe Adriaenssens, el 10 de noviembre pasado. Un testimonio indirecto menciona ahí el abuso sexual cometido por un canónigo de Lovaina, en 1970. Una prima de François Houtart rompió el silencio. Otra prima, hermana de la primera, exigirá la retirada de la campaña lanzada el 12 de octubre a favor de la candidatura del canónigo al Nobel de la paz…

Es una iniciativa que proviene del ámbito del Foro Social Mundial, según nos dijo entonces François Houtart: “Me pilló de improviso. Acepté, en nombre de las ideas de la antiglobalización,

luchar por respuestas alternativas a las crisis”.

Pero desde mediados de noviembre, el Comité de apoyo interrumpió la recogida de firmas. Oficialmente, “François Houtart solicitó al Comité no continuar la campaña: su edad y sus proyectos (…) no le permitirían asumir plenamente el papel exigido en estas circunstancias”.

En Cetri, que fundó en 1976 y dirigió de 1990 a 2004, “la confirmación de una parte de los hechos esgrimidos en su contra, ha llevado a sus responsables a no transigir, dados los valores de emancipación y de justicia defendidos por la asociación”. A François Houtart, que era todavía administrador de la ASBL, se le pidió dimitir, cosa que hizo inmediatamente con fecha de 1 de noviembre.

 

  • LA CONFESIÓN DE FRANÇOIS HOUTART: “Un acto desconsiderado e irresponsable

 En la respuesta que nos envía desde Quito, Ecuador, François Houtart comienza explicando las razones de la reciente retirada de la campaña en favor de su candidatura al premio Nobel de la paz 2011…

Confirma que una de sus primas ha exigido la interrupción de la campaña, “lo que el Comité no podía aceptar sin una decisión por mi parte”, señala.

 “El mensaje que recibí en América latina (donde he ido siete veces este año) fue sin duda el desencadenante de la decisión de parar la campaña, pero no resta importancia a las razones emitidas. Lo único que me había llevado a aceptar esa candidatura fue la insistencia del movimiento alterglobalización, con el fin de resaltar la idea del cambio posible. Nunca imaginé la posibilidad de un resultado positivo. A medida que se iba desarrollando la campaña iba tomando conciencia de lo que conllevaba asumir semejante contexto cuando yo en realidad estaría rondando los 87 años a principios de 2012. Desde el verano recibía en promedio una solicitud de entrevista diaria, sobre todo en mis viajes por América latina, Asia y Africa. Personalizar la campaña me parecía ocultar el verdadero esfuerzo colectivo en juego. Desde el final del verano lo había comentado con dos importantes miembros del Comité, preguntándome si no era mejor presentar a un organismo, por ejemplo el Foro Social Mundial.”

“El mensaje de mi prima era un recuerdo que solo yo podía comprender. Hace unos 40 años, al volver de una conferencia en el sur del país, sus padres, hoy fallecidos, me invitaron a alojarme en su casa, en la región de Lieja. Al pasar por la habitación de uno de los chicos de la familia, ciertamente le toqué sus genitales en dos ocasiones, lo que le despertó y asustó. Fue un acto evidentemente desconsiderado e irresponsable.”

“Los siguientes días tuve algún contacto con mis primos, sus padres, en Lovaina y Lieja. Por una parte, yo estaba preocupado por las consecuencias en su hijo. Me dijeron que le habían llevado a un psicólogo. Por otro lado, este acontecimiento me había conmocionado personalmente, pues era consciente de la contradicción que significaba con mi fe cristiana y mi función de sacerdote, con las que yo estaba profundamente vinculado. Les dije que estaba dispuesto a renunciar al ejercicio del sacerdocio y a asumir todas las consecuencias. Por consiguiente, nunca he pensado, ni afirmado, que eso fuera una situación normal ni común.”

“Me propusieron que consultara a un profesor del seminario de Lieja, sacerdote y psicólogo. Este me aconsejó seguir en el sacerdocio y concentrarme en las tareas universitarias en sociología de las religiones. Tenía que elegir entre el trabajo puramente académico en ese ámbito o una tarea relacionada con el compromiso social. Por la gravedad de los problemas existentes sobre todo en el tercer mundo y que conocía, elegí la segunda opción. Me he afanado en ella con todas mis fuerzas a lo largo de estos cuarenta años, y creo poder decirlo, sin búsqueda de protagonismo personal, sino sobre la base de una convicción profunda, a la vez social y religiosa.”

“Siempre he valorado enormemente la actitud de perdón de mis primos, lo que me permitió mantener este compromiso. En una reciente conversación con una de sus hijas, la que se había puesto en contacto, me recordó que para sus padres y su familia, el perdón no significaba ausencia de sufrimiento, lo cual reconocí y le pedí que su generación aceptara también mi petición de perdón.”

“Por eso, este recuerdo, sumado a las razones señaladas, me llevó a tomar la decisión de detener la campaña, lo que el Comité llevó a cabo días más tarde, en espera de mi vuelta de América latina.”

  

  • TEXTO íntegro de la denuncia presentada a la comisión Adriaenssens por una de las primas de François Houtart. Este testimonio se encuentra en las páginas 17 y 18 del informe de la comisión, hecho público el 10 de septiembre de 2010.

 Quisiera exponer el testimonio de dos hechos de abusos.

Uno perpetrado sobre mi hermano por el canónigo A sobre quien he podido leer hace algunos meses un artículo lleno una vez más de grandes elogios,

Pero este hombre cometió hace 40 años un delito de violación sobre la persona de mi hermano.

Mi padre, que falleció este mismo año, tenía la misma edad que A y era su amigo.

Lo veneraba como un gran hombre, hasta esa noche en que, habiendo sido hospedado por mis padres, se introdujo por dos veces en la habitación de mi hermano para violarlo.

Antes de la tercera vez, mi hermano fue a decirlo a sus padres quienes lo protegieron en su habitación.

Pero el día siguiente por la mañana, recibieron a A para almorzar, como si nada hubiera pasada para que éste pudiera dar su conferencia en Lieja.

A mi hermano le habían alojado en casa de un vecino.

Y algunos días más tarde mi padre fue a Lovaina para hablar con él y pedirle que se disculpase.

¡Pero A no hizo eso sino algo peor: le dijo a mi padre que era una cosa de lo más normal!!!

Mi padre, después de esto, borró a A definitivamente de la lista de de sus amigos.

¡Y nadie nunca tuvo conciencia del sufrimiento de mi hermano como niño abusado!

No es difícil imaginar que A ha cometerido otras violaciones sobre otros niños. Crímenes no fueron nunca reconocidos y que permanecieron siempre ocultos.

Querría añadir que yo, a la misma edad (8 años), fui también violada (con eyaculación) al salir de una misa, crimen que no fue perpetrado por un eclesiástico sino por un feligrés de nombre B.

Eso sucedió en la calle, ante mi hermano gemelo, el mismo que fue abusado por A.

En aquella ocasión también jo pude hablar con mis padres que propusieron expulsar de la parroquia, con toda razón, a B.

Yo continúo desde entonces con terapia para intentar aceptar este gran sufrimiento que desde entonces permanece como una marca indeleble en nuestros cuerpos.

Hay que ser conscientes de que recuperar confianza en sí y en el otro después de “eso” es algo muy muy difícil.

[Traducción de Maite Lesmes y Radacción de ATRIO]

111 comentarios

  • Luis González Morán

    Por favor, por favor…por favor

  • francisco javier peláez

    La impunidad es el mayor motivo de reincidencia en este tipo de delitos.Bien que lo saben los pedófilos que lo hacen en ámbitos superíntimos-la familia próxima,la catequesis sin presencia de adultos,los archivos encrptados de internet…- para dificultar la prueba y la persecución penal.

  • francisco javier peláez

    !Aleluya,se va Rodrigo!.El futuro se arregla fácil.La próxima vez se lleva al pedófilo a la policía.

  • Teresa

    Carmen ha dado en el punto. Hay que pensar en lo que se puede estar callando, porque ha habido un gran silencio de muchos años que ha favorecido enormemente al abusador, que  ha podido pasearse por el mundo, en muchos ámbitos, como un hombre de bien, libre de toda sospecha de pederastia, a quien cualquiera le confiaría sus hijos,  pongo por caso. 
     
    Estamos tratando de ver con mas amplitud, no quedarnos simplemente en el hecho concreto denunciado, porque los abusos no surgen de la nada un buen día porque sí y luego nunca más vuelven a ocurrir, ni se pueden atribuir solamente a la represión sexual impuesta por el celibato. Hay algo más de fondo en el abusador sexual, por eso suele abusar hasta que le descubren y se lo impiden.  Entonces puede cambiar de víctima, de ciudad, de país, y seguir abusando (razón por la cual no podemos aceptar que cambien de una parroquia a otra a los curas pederastas). El hecho que nos ocupa puede ser la punta de un iceberg que no conocemos,  no podemos descartar esta posibilidad. Y si no llega ser por su prima, que supo presionarle hasta el final, este hecho tampoco lo conoceríamos.  
     
    Me ha gustado la actitud de esta chica en todo esto que debió ser muy doloroso para ella. No digamos para su hermano, que ha tenido que revivir de nuevo todo el caso y darse a conocer públicamente como un niño abusado.

  • Rodrigo Olvera

    Dice Francisco
    “Qué soluciones hay para reparar a unas víctimas cuyos delitos han prescrito?.Entre otras cosas es absurda,desde el punto de vista del delito-es decir,saber si esos condicionamientos agravan o atenúan la pena-,porque el delito ha prescrito”
    Puesto Francisco insiste en reducir las cosas a las opciones del derecho criminal (inaplicable al caso porque el delito está prescrito) y al derecho canónico (ordenamiento de una organización privada denominada Iglesia), yo insistiré en que no es así.
    El derecho es mucho más que sólo el derecho criminal. Las soluciones jurídicas son muchas más que sólo las soluciones que se encuentran en el derecho criminal. Hay muchas alternativas de reparación de las víctimas que no dependen ni se ven obstaculizadas por el hecho de que el delito haya prescrito.
    Por otra parte, la justicia no se reduce a la reparación del daño. Es fundamental que los Estados garanticen la no repetición en el futuro. Y, es evidente, para adoptar medidas que garanticen la no repetición, lo primero es entender las causas y condicionamientos que influyen en la conducta que se pretende evitar. El análisis de causas y condicionamientos es entonces indispensable, y no se puede minimizar sólo por que los delitos ocurridos en los 60’s estén prescritos en el ámbito del derecho criminal
     
    Dejo el tema.

  • francisco javier peláez

    Mira Maite,la reflexión sobre los condicionamientos es absurda.Hay que discutir sobre las soluciones:¿Qué soluciones hay para reparar a unas víctimas cuyos delitos han prescrito?.Entre otras cosas es absurda,desde el punto de vista del delito-es decir,saber si esos condicionamientos agravan o atenúan la pena-,porque el delito ha prescrito.Desde el punto de vista eclesial,creo sinceramente que el celibato no implica ser un cerdo.No soy un profundo conocedor de la formación de los curas para saber si “ciertas formas de vivir el celibato” implican los abusos.Creo que el abuso tiene más que ver con el “dominio” sobre todo el de menores que con la sexualidad;pero tampoco soy especialista en esto.En fin,creo que Jesús no se andaba con tantas “filosofias” con la pedofilia.

  • Carmen (Almendralejo)

    Sobre el post que Maite nos dice…
    ¿
    Silencio de corderos o cinismo de pastores?

    Querido Juan Masiá, ¿Quiénes son los corderos?
     
    ¿Silencio de corderos? ¡No mordaza! es lo que sufrieron y quienes padecieron esos abusos, y para más INRI si hablaban, o denunciaban eran juzgad*s por el entorno, y por “la camaradilla” de los pastores, y los juzgados ni les creían.
    A mi modo de ver “La tolerancia Cero” significa…
     
    1º Que no prescriba el delito.
     
    2º Y por supuesto, que no se de cobertura  dentro de “ese rebaño” a ningún pastor que tenga en sus tripas las vidas de l*s corder*s, que debiera salvaguardar antes que la vida o el bienestar propio.
     
     Condicionamientos:
     
    ¿Quien osaba juzgar a un señor máxima representación de dios en la tierra?
    ¿Que credibilidad tenía un*s niñ*s, una mujer?
     
    Ya sabemos que se sientan a la derecha de ese dios, y que siempre han estado por encima del bien y del mal, terrenal.
     
    Y no sería mejor decir, que estos pastores saben que tienen en sus rebaños a DEPREDADORES, tipo lobo, el mismo que se comía a los 7 cabritill*s?
    Terapia sí, y siempre desde la cárcel y teniendo inhabilitación y alejamientos donde hubieran menores.
    Porque estos como los violadores y los maltratadores de mujeres, tiene muy poca rehabilitación porque se creen estar por encima de los Derechos de sus victimas.
     
    Sobre los condicionamientos, que llevan a guardar silencio, siempre es el mismo, ni siquiera saben o se plantean más allá de sus intereses y perjuicios el daño acaecido a l*s menores.
    De ahí que siempre lo remedian con la ocultación, el cambio del delincuente, porque es lo que son unos simples delincuentes.
    Personas que académicamente muchos tienen una talla importante, ¿cómo justificar esto? ¿Por qué callan, porque se les permite solo cambiarles de lugar a sabiendas que seguirán matando inocentes?
     
    Los interese de las congregaciones, de los dirigentes eclesiásticos prevalecen ante el pueblo de D*s.
    Y para nada tiene que ver, con ese castramientos sexuales, porque en los prostíbulos han sido frecuentados por sacerdotes, obispos y demás especie hombres de dios.
    Hay hombres casados que abusan de sus hij*s, tíos, abuelos…Son personas que sienten placer con hacer el daño a inocente*s, y saben que son presas fáciles, sumisas y fácil de silenciar extorsionándoles, lo cual es otro delitos

  • Maite Lesmes

    Juan MASIÁ ha hecho  hoy unas preguntas en su blog que merecería la pena considerar  y/o responder:
    http://lacomunidad.elpais.com/apoyoajmc/2011/1/8/agresion-sexual-y-cobertura-eclesiastica

    Creo que una clave está en el contexto, en los condicionamientos diversos de que habla.  Claro que muchos coetáneos han sufrido muchos de esos condicionamientos y no han optado por abusar de alguien, sobre todo de menores.

  • Carmen (Almendralejo)

    Por aquí se dice muy burramente, que cuando uno tiene “pelos en los huev…” ya se sabe lo que se hace.

    Creo que más que saber lo que se hace, es también que se sabe lo que se calla, y se sabe a donde se quiere ir, aunque para ello olvidamos muy pronto los muertos que dejamos en el camino, porque hay enterradores que los entierra antes de que huelan.
    Si el afan hubiese sido ir y estar contra la pederastía, donde hubiese estado este o utro…
    Sin embargo, nada se sabe o denuncia porque creo que es aún más común de lo que parece.

    Y creo que no sabremos todo, nunca, ni de este ni de ninguno, tambien me resulta extraño que se insista en trabajar alrededor de niñ*s en muchos casos de pederastas, porque esto es como a un alcoholico si se mete en una bodega, o un ludópata en una sala de juegos…

    Hay cosas que no me cuadran…
    Conozco dos casos de abusos, de un padre y de un abuelo, y tanto la chica como el chico, dicen lo mismo, son mi, padre y es mi abuelo pero son unos asesinos de niñ*s aunque estemos viv*s
    ¿…? Estar en la piel para saber que sienten los inocentes… y asabemos que los adultos siguen con sus vidas, y sus logros, ell*s muchos ni siquieran pueden alcanzar a terminar sus estudios bien, tener una familia bien y disfrutar de sus sexualidad como hubiese sido sin esos “asesino de niñ*s”
    Pero claro, el pedi gri cuenta mucho

  • oscar varela

    Hola!
     
    -“Todos somos iguales”-
    – ¿Quién, cómo, cuándo y ante qué?-
    ···············
    El gran profeta George Orwell en su Novela-Peli “Rebelión en la Granja
    (burlesca parodia a la Revolución Ruso-Comunista)
    había emitido la Proclama revolucionaria,
    que los “revueltos” Animales colocaron en el galpón de la Granja.
     
    La Proclama tenía, precisamente, este Item:
     
    *** TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES***
     
    Su gran defensor era el Caballo,
    -que, paradójicamente, laburaba como un burro-
    ············
    Pasaba el tiempo y la animalada entró a desconfiar.
    Observaban que “los CHANCHOS
     
    [nota bene: en Obra se llama “chancho” a quien lleve casco blanco (ingenier@ o algo así)]
     
    … que los chanchos “engordaban”,
    mientras los demás (caballo incluido) enflaquecían.
    ············
    Rebelión entre los rebeldes.
    ·············
    El Caballo seguía empecinado “cinchando” como un burro.
    Alegaba que –“TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES” ¡Miren la Proclama!-
     
    Y allá fueron.
     
    Hallaron que debajo del Lema aludido
    Había un agregado en letras chicas:
    ···············
    El Texto completo-completado terminó rezando así:
     
    *** TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES***
           [pero algunos son más iguales que otros]
    ··············
    -“Todos somos iguales”-
    – ¿Quién, cómo, cuándo y ante qué?-
    ··············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

    Teresa, dices: “¿Que sabemos del antes y después del hecho confesado? ¡Nada! ¿Por que asumís que ha habido un solo hecho cuando no podemos saber si ha sido así?”  Y yo pregunto ¿y por qué no? ¿Por las estadísticas? Si fuese por ellas, muchos y muchas seríamos sospechosos de mil cosas. Creo que jurídicamente siempre se juzga lo probado, no lo probable.

Deja un comentario