Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 22-7-14, 15:39

María: Mirad la foto de la verguenza Una foto del parlamento europeo vacío mientras se trata de la masacre en Gaza (Difundida por Podemos) uenza

María Landi: ¿Ha provocado Hamas el ataque israelí contra Gaza? Un magnífico artículo traducido por un compañero en su blog Disenso

Rodrigo Olvera: interesante y clara sobre diseño inteligente en la historia de la ciencia Vídeo de TSN (18 m.)

Equipo Atrio: Ataques israelíes a civiles palestinos de Gaza: "A sangre y fuego". RT sobre los bombardeos

mª pilar: Un abrazo entrañable para Juana, para los dos,ánimo y adelante.

Antonio Vicedo: Dos amargas sonrisas... Euskadi Movie y ¡A ca la yaya!

juana: Un sacerdote no es un extraterrestre es un hombre como cualquier otro con sus necesidades físicas emocionales y psicológicas. Vivo hace 4 años con [...]

ELOY: RESULTADOS DE UNA ENCUESTA Pablo Ordaz comenta en El País el Instrumentum Laboris

ELOY: EL PAPA EXCOMULGA A LA MAFIA El País: En Calabria Francisco lanza un duro alegato contra la ‘Ndrangheta'

Antonio Duato: Vídeo completo con subítulos en portugués: Entrevista del papa Francisco con Henrique Cymerman: YouTube, 52 min., más interesante que en La Vanguardia

ELOY: SUCEDERÁ ESTA TARDE DE DOMINGO: CAMINANDO HACIA LA PAZ http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/08/actualidad/1402218318_752959.html

Equipo Atrio: El rey de España abdica: El anuncio institucional hecho por Rajoy

» Pon una nota



Autores

Fechas

Calendario

2537 Artículos. - 46898 Comentarios.

Cristianismo y poder en América Latina

Hoy, día de la Asunción, patrona de la capital de Paraguay, se celebra el segundo aniversario de la toma de posesión de  Fernando Lugo como presidente de la República de Paraguay en el marco del IV Foro Social de las Américas, que tiene lugar en Asunción. Ayer tuve el privilegio de saludar y de escuchar a Lugo, recién llegado de Brasil, donde ha sido sometido a una sesión de quimioterapia. Se dirigió a los participantes en el Foro con un discurso lleno de esperanza, en el que subrayó las transformaciones profundas que se está produciendo en América Latina. Fue acogido con una larga ovación. Lo encontré lleno de vitalidad y energía y decidido a seguir liderando los cambios que se están produciendo en Paraguay bajo su presidencia.

 

Con esta significativa efemérides de fondo, voy a ofrecer unas reflexiones sobre la relación entre cristianismo y poder en América Latina y sobre la significación del acceso de Fernando Lugo a la máxima autoridad del país guaraní.  En sucesivos artículos haré un análisis del Foro en el que he participado activamente.

 

  • Bartolomé de Las Casas y las reducciones jesuíticas en Paraguay

        La actividad política de los obispos, teólogos, sacerdotes y religiosos es una constante en América Latina desde los inicios de la conquista hasta nuestros días. Y no sólo ni siempre del lado de conquistadores y colonizadores, sino, con más frecuencia de lo que se conoce, del lado de los sectores marginados. Casos emblemáticos del compromiso liberador durante la conquista fueron: el obispo y teólogo Bartolomé de Las Casas, que criticó la modernidad incipiente, defendió de manera incansable los derechos de los indios, pisoteados por los conquistadores, e influyó decisivamente en la elaboración de las Leyes de Indias de 1542; el sacerdote dominico Antonio Montesinos, que en un famoso sermón de adviento de 1511 denunció a los encomenderos acusándoles de estar en pecado mortal; el obispo Vasco de Quiroga, que condenó la guerra de conquista y la esclavización de los indios, y llevó a cabo una loable experiencia de educación de indígenas que tenía su base en el mestizaje.

        Paradigmática fue la experiencia de las Reducciones de los jesuitas en Paraguay, una de las pocas utopías que no se quedó en el terreno de las ideas o de los ideales, sino que se hizo realidad en la historia, desmintiendo así el supuesto carácter irrealizable de las utopías. Y fueron precisamente religiosos quienes activaron aquella experiencia política y económica comunitaria en régimen de igualdad, no exenta de autoritarismo y uniformidad.

 

  • Clérigos en la lucha por la independencia de Amerindia

        Numerosos fueron los clérigos que, a principios del siglo XIX, tradujeron políticamente los ideales evangélicos de libertad y justicia y lideraron las luchas por la independencia en los diferentes países latinoamericanos. Fue la fe cristiana la que les impulsó a luchar contra la tiranía española. Dos clérigos destacan entre muchos: Miguel Hidalgo, iniciador de la lucha por la independencia de México, que llegó a ser capitán general del ejército insurgente y es considerado el padre de la patria mexicana, y José María Madero, colaborador suyo y brillante caudillo militar. La liberación de la tiranía justificaba el uso de la violencia. Al fin y al cabo, era la tesis de la teología moral del Medioevo.

 

  • Clérigos y teólogos en los movimientos revolucionarios

        Un nuevo impulso al compromiso político de los teólogos, sacerdotes y obispos proviene del cristianismo liberador latinoamericano en la década de los sesenta del siglo pasado. Fue entonces cuando muchos clérigos se incorporaron a los movimientos de liberación junto con otros militantes revolucionarios como el Che Guevara. El ejemplo más emblemático es sin duda el del sacerdote colombiano Camilo Torres, capellán universitario y brillante sociólogo formado en la Universidad católica de Lovaina. Renunció al ejercicio del sacerdocio y a la celebración de la eucaristía, y se alistó en el movimiento guerrillero del ELN, cayendo pronto bajo el impacto de las balas del ejército colombiano. En los años siguientes fueron numerosos los sacerdotes que siguieron su ejemplo demostrando así una generosidad extrema hasta dar su vida por defender la vida de los pobres  y  la compatibilidad entre fe cristiana y revolución.

        Durante la década de los ochenta se produjo un nuevo fenómeno: la participación de teólogos, religiosos y religiosas en responsabilidades políticas dentro de gobiernos revolucionarios formados en diversos países latinoamericanos tras el derrocamiento de las respectivas dictaduras. Fue el caso de tres sacerdotes que participaron en el gobierno del Frente Sandinista de Nicaragua tras la liberación de la dictadura somocista: Miguel de Escoto, miembro de la Congregación Religiosa Maryknoll, como ministro de Asuntos Exteriores; Ernesto Cardenal, poeta y monje trapense que fundó la comunidad de Solentiname, como ministro de Cultura; Fernando Cardenal, jesuita y hermano del anterior, como ministro de Educación. Los hermanos Cardenal tuvieron problemas con el Vaticano para compaginar su actividad política con el sacerdocio. No así de Escoto, que contó con el apoyo de su Congregación. En su viaje a Nicaragua en 1983 el papa Juan Pablo II afeó la conducta del humilde Ernesto Cardenal, postrado de hinojos, con un ostensible gesto de desaprobación en presencia del gobierno sandinista, que fue retransmitido al mundo entero por televisión. ¡Fue uno de los actos de humillación más inmisericordes! Pero Ernesto Cardenal, fiel a su conciencia y al compromiso político asumido con su pueblo continuó al frente del ministerio de Cultura trabajando por la educación popular. Más difícil lo tuvo su hermano Fernando, a quien los responsables de la Compañía de Jesús la comunicaron que no podía seguir siendo jesuita y ministro. Al final se vio obligado a abandonar la Compañía para seguir siendo ministro, no sin antes responder al Vaticano, de quien venía la amonestación: “Es posible que me equivoque manteniendo mi doble función de jesuita y de ministro, pero déjenme equivocar a favor de los pobres, porque durante muchos siglos la Iglesia se ha equivocado a favor de los ricos”.

             En la década de los noventa destacó por su actividad política el salesiano haitiano Jean Bertrand d’Aristide, quien, en sintonía con la teología de la liberación, ejerció su ministerio sacerdotal en una parroquia pobre de Puerto Príncipe y participó activamente en el derrocamiento de la dictadura de Duvalier. En diciembre de 1990 fue elegido presidente de Haití con el 67% de los votos colocando entre sus prioridades la erradicación de la pobreza y la dignificación de los sectores populares con las que estaba comprometido desde su época de sacerdote. Fue derrocado por un golpe militar y posteriormente rehabilitado. Sin embargo, pronto renunció a su estilo de vida austero y a las opciones liberadoras del comienzo, y se decantó por el enriquecimiento personal y la ubicación entre los sectores pudientes de la sociedad. Lo que contrasta con la extrema pobreza en que vive Haití, el país más empobrecido de América Latina.

        Papel fundamental en la transformación de la realidad social latinoamericana ha jugado el dominico brasileño Fray Betto. En 1985 publicó un libro de conversaciones con Fidel Castro en el que el dirigente cubano defendía el carácter revolucionario del evangelio y la coherencia de los cristianos que luchaban por el socialismo. Participó en primera línea junto con Lula, Leonardo Boff y otros dirigentes políticos, religiosos y sindicales en la creación del Movimiento sin Tierra y apoyó la candidatura de Lula a la presidencia de la república del Brasil. Como asesor de Lula durante la primera etapa de su presidencia, puso en marcha y gestionó el programa “Hambre Cero”, que logró reducir considerablemente la pobreza en Brasil.

 

  • Fernando Lugo, de obispo a presidente

         Luego ha sido Fernando Lugo, ex obispo de San Pedro, una de las regiones más pobres de Paraguay, quien accedió a la presidencia de la República guaraní tras el triunfo electoral en abril de 2008. Hasta llegar aquí, su trayectoria estuvo marcada por la inserción en el mundo de la exclusión, teniendo como guía religiosa la teología de la liberación, como referente social las Ligas Agrarias Cristianas de su país, como horizonte ético la opción por los pobres y como vía de conocimiento de la realidad las ciencias sociales. Un importante aval fue su larga experiencia en el compromiso con los movimientos sociales, primero como maestro de escuela en un lugar marginal de su país, luego como misionero en una de las zonas más depauperadas de Ecuador, después  como estudiante de sociología en Roma, luego como obispo que mostró su apoyo a las luchas de los campesinos sin tierra en una época de fuertes conflictos, y como responsable de las comunidades eclesiales de base.             

         Renunció al episcopado para dedicarse a la política, y el Vaticano le suspendió a divinis. Poco después le levantó la suspensión y, en un gesto sin precedentes tratándose de un obispo, aceptó su reducción al estado laical.  Como candidato a la presidencia al frente de la Alianza Patriótica para el Cambio logró derrotar al Partido Colorado, que llevaba más de sesenta años en el poder. Tras su triunfo resumía así su programa de gobierno: “A partir de hoy, mi gran catedral será todo mi país. Hasta ahora estuve en una catedral enseñando, compartiendo, sufriendo, construyendo. Hoy me pongo a disposición de todos los ciudadanos de Paraguay para construir desde la política esa nación que nos merecemos todos los paraguayos, una nación más justa y fraterna, reconciliada, donde la justicia no sólo sea un objeto de lujo para algunas personas, sino para todos y todas por igual”.

        Para ello tuvo que caer en una herejía, como él  mismo confesaba citando el título de un libro que recoge la experiencia de las Ligas Agrarias Campesinas de Paraguay, acusadas de comunistas por el dictador Alfredo Stroessner, apresadas, y asesinadas: La herejía de seguir a Jesús. ¿Y el poder? ¿No es incompatible con el seguimiento de Jesús? Parece que sí. Al menos eso es lo que se desprende del mensaje evangélico: “Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos y sus grandes las oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre vosotros, sino el que quiera ser grande entre vosotros sea vuestros, será vuestro servidor” (Mc 10,42-43).

        Fernando Lugo reconoce que muchas veces los políticos usurpan el poder o se aferran compulsivamente a él y cree que el poder es un proceso de creación y, bajo la inspiración del método de la teología de la liberación, él ha optado por construir desde abajo, a partir de la realidad sangrante, desafiante de miseria, pobreza y exclusión en que viven los pueblos de América Latina. “El poder -afirma- se construye desde la gente sencilla que se une para defender sus reivindicaciones y también en sus grandes proyectos e ideales sociopolíticos.

 

  • La religión, ¿opio o liberación?

        Tras la descripción de algunas de las experiencias de ejercicio liberador del poder en América latina, no faltará gente que piense que la religión sigue siendo opio del pueblo, como escribiera Marx cuando tenía 25 años en su Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel, haciéndose eco de una opinión muy generalizada en su época. Y quizás no les falte razón a quienes así piensan. Los hechos son tozudos al respecto. Pero en ese mismo texto Marx dice también que “la religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, así como es el espíritu de una situación carente de espíritu”. Y las experiencias que he contado muy someramente parecen confirmarlo. Creo que Fernando Lugo está contribuyendo de manera muy positiva al cambio de paradigma en el cristianismo: de la religión como opio del pueblo a la religión como corazón de un mundo sin corazón; de la religión como instrumento de opresión a la religión como fuerza de liberación. ¡Suerte, presidente Lugo!

 Juan José Tamayo es director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones “Ignacio Ellacuría” de la Universidad Carlos III de Madrid y autor de La teología de la liberación en el nuevo escenario político y religioso (Tirant Lo Blanch, Valencia, 2010, 2ª ed.).

          

96 comments to Cristianismo y poder en América Latina

  • Maite Lesmes

    RODRIGO OLVERA, no estoy en condiciones de responder a esas insistentes preguntas que me haces porque, con pesar, desconozco directamente la realidad latinoamericana. No sé siquiera si ha habido laicos relevantes, teólogos laicos, comunidades punteras….
    Pero volvamos al artículo cuyo título anuncia el contenido del mismo: Se propone hablar de la relación entre cristianismo y poder en AL.
    Este párrafo contiene una tesis: No siempre ciertos colectivos han estado aliados con el poder:

    “Bartolomé de Las Casas y las reducciones jesuíticas en Paraguay

            La actividad política de los obispos, teólogos, sacerdotes y religiosos es una constante en América Latina desde los inicios de la conquista hasta nuestros días. Y no sólo ni siempre del lado de conquistadores y colonizadores, sino, con más frecuencia de lo que se conoce, del lado de los sectores marginados. Casos emblemáticos del compromiso liberador durante la conquista fueron: el obispo y teólogo Bartolomé de Las Casas, que criticó la modernidad incipiente, defendió de manera incansable los derechos de los indios, pisoteados por los conquistadores, e influyó decisivamente en la elaboración de las Leyes de Indias de 1542; el sacerdote dominico Antonio Montesinos, que en un famoso sermón de adviento de 1511 denunció a los encomenderos…”
    Verás que las palabras en negrita las he destacado yo, para reforzar la tesis encontrada en el artículo. De este se desprende que, quienes no han accedido al poder, son las comunidades. Por consiguiente, si desde el título se trataba de mostrar la relación existente, entre cristianismo y poder, entre cinco siglos y pico,  se ha conseguido.
    Ojalá en lo sucesivo sean las bases quienes se relacionen con el poder, de modo democrático. Soñemos.
    No he pensado en más argumentos, tendrías que pedírselos al autor del escrito.
    Por mi parte, no quiero abusar más de este post. Un abrazo, Rodrigo.

  • Rodrigo Olvera

    Excelente Maite… en vez de argumentos sobre la crítica concreta a un artículo concreto ahora me psicoanalisas (y tú si que haciendo una valoración sobre mi persona y sobre lo que llamas mis trayectoria global)… por lo menos me das el beneficio de la duda de creer que tengo la pretensión de ser íntegro.
    Y sigues sin ver que yo no estoy hablando ni de la persona ni de la trayectoria global de Juan José; sino de las ideas contenidas enn un artículo concreto. No entiendo, sinceramente, porque cuando alguien hace un comentario cuestionando una encíclica, eso es libertad y despertar espiritual, y cuando la crítica es a un artículo de Juan José es super ego que condena.
     
    Vale, no te haré perder más tu tiempo ni tu tranquilidad

  • Maite Lesmes

    Querido Oscar VARELA, noto que has disfrutado por muchas vías en el IV Foro y por ello me alegro. Ya me hubiera  sumarme no sólo a algun taller y paseo, sino también a la tortilla a la española…
    Si te he captado bien, echas de menos que la teología-teología de liberación se extienda por toda esa gran vastedad  amerindia que nos hermana, donde convive con  los efectos de la conquista política y eclesiástica. Allí el discurso de Juan José no suena extraño, sino que despierta sintonía.
    ¿Podría pedirte que señales la diferencia entre lo que según tú dijo allá y su traducción al papel en este post?
    Otra pregunta: ¿la teología es bien recibida allá? ¿Se la entiende y se la usa de otro modo que acá?
    Un cariñoso abrazo.

  • Maite Lesmes

    R. OLVERA: me preguntas “Cual es la diferencia entre quien actua de esa manera para “defender” a Benedicto XVI y quien actua de esa manera para “defender” a Juan Jose?”:
    Reconozco que la crítica que te he hecho de sacar punta a todo puedo aplicármela a mí cuando critico a los integristas. La diferencia está en la calidad y en la coherencia. Los resbalones de Benito, su incompetencia en todo orden, contrastan con el savoir faire de Juan José.

  • Maite Lesmes

    RODRIGO, contestaré a alguna de tus preguntas, no a todas, por lo dicho.
    Antes quisiera completar  a qué me refiero al decir que Juan José ‘ha demostrado’ desde hace tiempo lo que echas de menos, que hable de destacados mentores de otras confesiones religiosas. No sabes la cantidad de seminarios, cursos, escritos, obras dirigidas, etc en que ha participado sobre  Pluralismo religioso, Diálogo interreligioso, o como quieras llamarlo. No sólo se ha dedicado al Islam, lo que entre otros méritos hace que la excelente http://www.Webislam.com edite casi todo lo que publica nuestro amigo. Podría decir lo mismo de la progresista http://www.LupaProtestante.com  En las mesas que comparte con ocasión de un curso o congreso, o en los libros que publica, están representados miembros de otros credos, de diversos movimientos sociales, etc. Por lo que, en cuanto a pluralismo, nada que objetar.
    Y voy a dejar esto porque se está pareciendo a una apología de Juan José, sin pretenderlo y sin  él necesitarla.

    En otro momento escribes:
    “Es “pecado” no estar de acuerdo EN UN articulo con Juan Jose y manifestar un desacuerdo concreto eso es preteder estar por encima del bien y del mal? O solo se trata de que considearas que si se critica UN ARTICULO se esta agrediendo a toda su obra y a su persona, y entonces hay que defender a Juan Jose aunque recurriendo al bajo uso de descalificaciones ad-hominem “Sueño con el día en que tu deformacióin profesional deje de sacar punta a todo”.  Cual es la diferencia entre quien actua de esa manera para “defender” a Benedicto XVI y quien actua de esa manera para “defender” a Juan Jose?”:
    No es la primera vez que te he hecho la observación de que a algunas personas nos resulta molesto que saques la lupa en nuestros comentarios para saltar sobre nosotros después, tras haber encontrado en ellos déficit de racionalidad, excesos verbales, conculcación de derechos, insensibilidad hacia las mujeres, etc. Me parece estupendo que tengas un super-yo exigente, que te preocupe la coherencia lógica, la equidad y el bien. Pero no es de recibo que, sin otorgarte nadie ese título, te adjudiques el rol de Pepito Grillo de ATRIO y saques a relucir nuestros fallos. Aquí todos-as hemos pasado muchos exámenes en nuestra vida y entramos al foro a reflexionar, a expresar -unas veces sesudamente y otras con toda espontaneidad- nuestras visiones y vivencias, y no tenemos que estar cohibidos pensando que alguien está al acecho ejerciendo -no la corrección fraterna- sino de juez.
    Habrás notado que no comento muchos de esos juicios condenatorios que nos-me haces. Lo cual no indica que asumo su contenido. Simplemente no entro a trapo.
    Me refería a toda una trayectoria tuya y no a una frase puntual de este hilo. Dicho esto, tan amigos por mi parte, porque creo que por encima de esta crítica hay un hombre que pretende ser íntegro.
     
     

  • oscar varela

    Hola Maite Lesmes!

    Este Post en Atrio.org de Tamayo no es lo que habló en el Foro.

    Su “ponencia” no fue improvisada,
    sino una charla de lo que viene diciendo desde hace rato
    en torno a la “teología de la Liberación” en este tiempo;
    nada más; nada menos.

    Salvo muy contados participantes, el conjunto:
    * no está en la captación del “espectro” total
    * pero sí, y a pleno, en la misma “sintonía“.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Maite Lesmes

    Amigo Rodrigo OLVERA, puedo responder globalmente, incluso analíticamente, a tus explicaciones y justificaciones. Pero ni puedo ni quiero adaptar mi mente al molde escolástico, tipo Tesis, objeción 1ª, 2ª, 3ª…., Respuesta a la primera, segunda, tercera… objeciones, etc.
    No me va la casuística ni el discutir hasta ganar o perder la pelea.
    Creo que se ha entendido lo que ambos queremos decir.
    Haces preguntas que sólo Juan José podría responder, y me consta que no le gusta perder el tiempo en demostrar lo que hace tiempo tiene demostrado.
    Cualquiera puede comprender que en el breve tiempo que le han marcado para una ponencia (si estoy bien informada,  Juan José se apuntó como asistente al  IV Foro. Fue después cuando, al descubrirlo, alguien le invitó a participar como conferenciante), casi improvisada, no da para algo más que pinceladas, sobre todo si se refieren a todo un continente y a varios siglos. Si R. Olvera exige que en ese tiempo tengan que estar mencionados todos los mentores de todas las tradiciones religiosas que crecieron junto al catolicismo, distinguiendo entre teólogos clérigos y teólogos laicos, de la secta  A, B y C, y de la secta D, E y F…, qué te voy a decir, sino que por muy amueblada que tiene la mente Juan José, no se puede pedir más. Hasta otro rato.

  • Maite Lesmes

    Gabrielito, ahora te he entendido y me admira que entre vosotros sea así. Nos lleváis mucha ventaja en el hecho de que sea la base quien sea sujeto y objeto, al mismo tiempo, de la transformación de la realidad en todas sus dimensiones. Creo que en Europa deberíamos fortalecer las CEBs, integrando  a los sacerdotes que se sientan unos más entre ellas, que prescindamos de los bandazos que la institución va dando en su canto del cisne, porque nos resta fuerzas para fortalecer la iglesia como comunidad de creyentes. Cosa difícil. Un abrazote.

  • oscar varela

    Hola!

    Para este asuntito de “pre-potencias” (laicas o cléricas) en las CEBs
    lo que jode -¿diría pepe, el que todo lo “sala”- es la “E“; de “Eclesiales”.

    Esa es mi observación de lo visto en el Foro;
    tal vez influenciado por algún pre-juicio,
    destilado de observaciones multiplicadas en ámbitos “parroquiales” de Argentina.

    Me parece percibir que las CEBs siguen clamando por un “piso” teológico,
    que no sea la inservible y para hoy mendaz teología del curerío.

    Tampoco sirve a las CEBs la “teología-bíblica” al uso porque :
    * ésta yace mentalmente encorsetada en la antedicha “teología-dogmática”
    * los problemas reales de la Gente de hoy no comandan la Interpretación del evangelio
    * el “evangelio” (a-crítico) pretende ser el “molde paradigmático” al que hay que … amoldarse.
    ···············
    Tal vez con los aportes de Salvador Santos en Atrio
    arrimemos el bochín de lo humano.

    Pienso que a las CEBs les vendría bien ese “piso”,
    que los Pagolas y Lenaers sólo despejaron un poco el terreno
    ¿O no? ¡No se puede todo, y ¡de golpe y porrazo!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    por cierto.. ANA no explicó (ni bien ni mal) “por qué Juan José  había hecho un repaso de la evolución del cristianismo en LA a través de ciertas personalidades”… sólo dijo que le parecía que ésa había sido su intención.

  • Rodrigo Olvera

    Maite
    a) Me queda claro que mi opinión no es significativa, al menos no para tí. Supongo que la de Sergio, María Pilar, Gabriel.. que han dicho lo mismo (el papel fundamental no ha estado en los curas y teólogos, sino en las comunidades) tampoco
    b) Elminas de la frase que “se descalifica sóla” la frase que le sirve de pórtico y clave hermenéutica. Te la repito textualmente Y digo que dices bien que en el articulo PARECIERA que es asi, porque solo es una apariencia derivada del articulo y no de la realidad.
    ¿Recuerdas cuantas veces se ha descalificado a los “fudamentalistas” que toman frase aisladas y descontextualizan la interpretación? Como ves, sigo hablando de el artículo concreto y de lo que considero que es una diferencia entre el artículo concreto y la realidad
     
    c) Solo para entenderte. Me puedes decir en que parte he negado ésto?
    Y entre ellas, está el pertenecer, desde su nacimiento, a una CEB, donde no sólo hay teólogos ni cátedros. Por lo mismo, los destinatarios de sus cursos, conferencias… en LA, son no alumnos universitarios, que los habrá, sino personas de toda condición, en disposición de aprender, compartir, planificar la praxis…  Como los demás pertenecientes a la TL, aplica a la realidad el método de ver, juzgar, actuar, entre otros.
     
    d) Dices Dijiste en uno de tus primeros comentarios en este post que coincidías con lo dicho por ANA, que explicó bien por qué Juan José  había hecho un repaso de la evolución del cristianismo en LA a través de ciertas personalidades.
    Ana dice en su comentario
    1) que puede pecar de ingenua pero no de mal pensada y está de acuerdo con el comentario previo de Gabriel ESTOY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE ANA
    2) que le parece injusto que se mida a todos los varones con el mismo rasero y se lleguen a conclusiones basadas en generalizaciones ESTOY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE ANA
    3) que le parece que la intención de Juan José ha sido resaltar la importancia que han tenido en la historia de la liberación del pueblo oprimido ciertos cristianos relevantes, así como la Teología de la Liberación y el movimiento de comunidades cristianas de base. ESTOY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE ANA. Creo que esa es la intención, lo que no significa que esté de acuerdo con la forma en que lo intenta, pues me parece desenfocado al centrarlo sólo en teólogos profesionales varones y clérigos.
    4) que somos en general muy críticos con la iglesia institución pero que es digno de considerar que en latinoamérica ha habido desde tiempos de la colonia otra iglesia que está con los pobres, y de la que la iglesia latinoaméricana debe estar orgullosa. ESTOY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE ANA
    Y en el mismo comentario en que inicié diciendo en lo que estoy de acuerdo con Ana, expuse el matiz en el que no estoy de acuerdo con el artículo.
     
    Saludos cordiales

  • Rodrigo Olvera

    Ojo… para evitar malinterpretaciones. No digo que Juan José quiera dejar de ver la realidad latinoamericana. Soy el primero en reconocer que la obra de Juan José ha posibilitado la continuación de la reflexión teológica abierta por la teología latinoamericana, y ha posibilitado su difusión en Europa. Solo hago notar que en este artículo concreto, hay una enorme realidad social y comunitaria que queda invisibilizada, porque la estructura del mismo está centrada en individualidades.
    Y si me apuran, se podría seguir haciendo preguntas al enfoque escogido por Juan José. Dado que eligió enfocar su artículo desde teólogos profesionales que además son ministros de culto (insisto, no menciona a ningún teólogo laico)… ¿por qué sólo menciona a teólogos católicos? por qué hasta donde sé, el cristianismo en latinoamérica desde una perspectiva de teología latinoamericana de la liberación no es exclusiva del catolicismo. Hay extraordinarios teólogos y teólogas de otras iglesias cristianas que han dado también su aporte… y varias de ellas mártires de la liberación latinoamericana.
     
     

  • Gabriel Sánchez

    Mi profesora preferida…Quiero decir que No son los teólogos o clerigos, o brillante anacoretas los que evangelizan, es el pueblo Dios en Él…la comunidad, la que ata y desata…a eso alude el texto.- Gabriel

  • Maite Lesmes

    RODRIGO, gracias por responder.
    Empiezo por contestar al primero de tus dos últimos comentarios.
    - He utilizado el argumento de que le “habrían llovido críticas” caso de haber desenfocado la realidad en cuestión, porque una crítica aislada, como es la tuya, no es significativa al menos cuantitativamente.

    - Dices que no hablabas de toda la producción de Juan José (reconozco que has comentado otros artículos suyos en sintonía con él) ni de la persona de Juan José. Ya me dirás si no hablas de esta persona en tu aportación del 23 agosto: “Es Tamayo – y lo que Tamayo ve y escribe – quien tiene una mirada teologicocentrica y clericalista del tema cristianismo y poder. Por eso mi comentario enfatizaba que me parecia erroneo enfoque “Me parece desenfocado el analizar la relacion entre cristianismo y poder desde TEOLOGOS INDIVIDUALES…
    No voy a desgranar estas líneas porque tendría que pararme a puntualizar en cada sintagma; lo que escribes se descalifica por sí solo.
    Lo mismo que tú te identificas con el objeto de tu trabajo, él, teólogo-escritor-profesor-laico…. se funde con sus identidades, como nos ocurre al resto.  Y entre ellas, está el pertenecer, desde su nacimiento, a una CEB, donde no sólo hay teólogos ni cátedros. Por lo mismo, los destinatarios de sus cursos, conferencias… en LA, son no alumnos universitarios, que los habrá, sino personas de toda condición, en disposición de aprender, compartir, planificar la praxis…  Como los demás pertenecientes a la TL, aplica a la realidad el método de ver, juzgar, actuar, entre otros.
    Creo, Rodrigo, que en el fondo, la mayoría de quienes hemos intervenido en este post, estamos diciendo lo mismo en esencia:  que la transformación de toda realidad ha de hacerse desde y por la base,  lo cual no
    chirría con la áfirmación de que, de vez en cuando, ciertas personalidades luciérnaga brillen y jalonen determinadas épocas, pasando por ser artífices del cambio, cuando en realidad cosechan lo que una gran masa anónima, o la dedicación constante de unos cuantos en una determinada dirección, ha ido sembrando durante mucho tiempo.
    Ocurre como en las ciencias: discretamente unos cuantos han ido contrastando una hipótesis y de repente
    aparece un científico que con el trabajo de los anteriores hace un descubrimiento que queda para la posteridad como si fuera invento suyo exclusivamente.
    Dijiste en uno de tus primeros comentarios en este post que coincidías con lo dicho por ANA, que explicó bien por qué Juan José  había hecho un repaso de la evolución del cristianismo en LA a través de ciertas personalidades.   No están todos los que son:  en el poco tiempo que le darían para la ponencia, tuvo que hacer una selección, y pienso que los oyentes recibirían mejor el mensaje del autor si los nominados les son familiares.  La selección que hubiera hecho un prelado habría sido muy otra, y muy diferente la elaborada por representantes indígenas…
    Seguiré en otro momento.  Buena noche desde aquí.

  • Rodrigo Olvera

    Oscar
     
    Ya me mude DOS VECES acá en EEUU… mis ancestros gitanos deben estar llenos de orgullo de mí jajaja Y te comento que tomaré clases con un tal Gustavo Gutiérrez, quizá te suene conocido ;)
     
    Para seguir agregando lo que no tiene nada que ver con el artículo (porque el artículo se centra en INDIVIDUALIDES ) va una cancioncita
    http://www.youtube.com/watch?v=JCJwZahzveo
     
    La parte que creo que tiene que ver en el no tener que ver (ves?) es esta:
    “A veces escuché de las ciudades perdidas… que extrañas historias se puede uno hallar!
    El que busca encuentra ciudades perdidas ¿porque están ahí? ¿quién las dejó extraviar?
    Nadie quiere oír a las ciudades perdidas ¿dónde está su voz? ¿quién no los deja hablar?
    ¿Qué secretos esconden las ciudades perdidas? ¿Hay memorias? ¿historias? ¿leyendas, serán?
    Algunos tienen miedo a las ciudades perdidas ¿son gente decente, se dejan tocar?
    ¿Cómo se reproducen, cómo se comunican? ¿qué estarán maquinando? ¿quién es su capitán?
    Adivina qué habita las ciudades perdidas  ¿son hostiles seniles de abriles febriles? ¿roedores rumores, actores de la dirección marginal de algún reino animal olvidado? guardado que a veces se ve pronunciado entre dientes hirientes dolientes, carentes, durmientes, pero inteligentes. Qué toman, qué roban, qué inculpan, que piden y hasta sobreviven y de los que nadie quisiera encontrar en un alto, en esquinas, ni en los callejones, ni hallar entre líneas sus rostros burlones porque aún es posible dejar de mirar
    ¿y cómo, y cómo lo ves tú?”

  • Maite Lesmes

    GABRIELITO, esta vez no te lo pillo, que dicen los jóvenes acá, es decir, no he entendido a quién respondes ni qué medidas tiene que tomar “la comunidad”. Un gran abrazo.

  • Gabriel Sánchez

    ATARRRRRRRRRRRRRR… LA COMUNIDADDDDDDDDDDD… ES ALGO PARA DECIR SE ME OCURRE OSCARUCHO Y ME ENCANTA PONER ESPALDA CON ESPALDA CON RODRIGO CUANDO DICE QUE LA EVANGELIZACIÓN LA HICIERON LAS CEBS Y FUNDAMENTALMENTE LAS MUJERES, QUE LOS TEÓLOGOS Y CLERIGOS SE LLEVAN LA FAMA, PERO EL LAGURO LO HACEN LAS MUJERES…QUE SON MAYORIA INCREBANTABLE EN LA CEBS EN DONDE LOS CLERIGOS APENAS NOS DEJAN HABLAR Y A LA HORA DE LA LUCHA SIEMPRE ESTAN LAS CEB´S Y LAS MUJERES QUE LA INTEGRAN TRES PASOS ADELANTE…BUENO UN ABRAZO OSCARUCHO Y A VER SI NOS HACES UN COMPARTIDO DE LAS ANECDOTAS DEL FORO…, QUE ALGUNA ME CONTARON QUE FUE JUGOSA…DICEN QUE TE HICISTE ADICTO AL TERERE…LO QUE NO QUEDO CLARO ES SI TENIA POLLERA O NO JAJAJA.- Gabriel

  • oscar varela

    Hola Rodrigo y Gabriel!

    Pa’ mí que el Gaby no se aguanta que el Rodri vuelva  al Atrio.

    Aunque no tenga algo que decir, Gaby siempre dice algo lindo;
    aunque no se enteren todos si viene o no al caso.

    ¿Ya te mudaste Rodrigo?

    ¡Un abrazo a ambos y tranqui con Maite, Cumpas! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Si no les hace caso, informa a la comunidad. Y si no hace caso a la comunidad considéralo un pagano o un recaudador.[18]Os aseguro que lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.(Mt. 18,17-18)

    El que tenga oidos que oiga…Gabriel

  • Rodrigo Olvera

    Contrasta la conclusion a la que te lleva la lectura del articulo de Juan Jose con lo que manifiesta Sergio (y que es compartido por muchas personas de este lado del charco)
     
    Tu dices: “Volviendo al artículo, pareciera que -salvo los participantes en movimientos revolucionarios, intromisión no siempre fácil de comprender, especialmente la de Camilo Torres- tanto en Europa como en LA, por no decir en todo el mundo- la tarea de evangelización significativa hubiera sido llevada a cabo por clérigos y teólogos
     
    Sergio dice: “Es esa gigantezca participación de los laicos (la gente del pueblo), la que fue conformando el catolicismo popular latinoamericano cuyo nervio no pasa por el culto a los santos o a la virgen -como suele decirse y creerse- sino por un estilo de vida sustancialmente solidario, justo, compasivo, militante… En este contexto, las mujeres han sido (y aún lo son) las principales y mayoritarias transmisoras de lo religioso, superando muchísimo a los curas que visitan un pueblo, a veces, una vez al año. Las mujeres fueron las catequistas, las rezadoras (rezan en los velorios, rezan novenas…) e incluso ‘bautizadoras’. A estas últimas se las llamó ‘licenciadas’ por tener ‘licencia’ para bautizar. Es por todo esto que la mujer ha tenido un lugar de enorme preponderancia en la evangelización de AL.  Tal vez sea por esto que el catolicismo popular sea muchísimo más ético que doctrinario, más del corazón que de la cabeza.”
     
    Algo diferente, no?  Seria interesante que le preguntaras a Juan Jose mismo que opina de estas dos afirmaciones tan diferentes, y si eso le llevaria a matizar su articulo. Seria un ejercicio muy interesante
     
    Abrazos y esperanzas!

  • Rodrigo Olvera

    Maite
     
    “Si este articulo estuviera desenfocado habria recibido criticas”… no parece que sea un buen argumento para descalificar la critica recibida por este articulo ;)
     
    Y yo no hable de toda la produccion de Juan Jose, mucho menos de Juan Jose como persona; mucho menos dije que no conozca la realidad latinoamericana. Hable de este articulo solamente.
     
    Por ejemplo, dije que para analizar la relacion entre cristianismo y poder en America Latina habria que tomar en cuenta a las CEB’s. Estas en contra de esa afirmacion? por que?
    Dije que en el articyulo no se menciona a ningun teologo laico. Estas en contra de esa afirmacion? Donde se menciona a alguno? Dije que no se menciona a ningun cristiano no teologo… estas en contra de esa afirmacion?  Dije que por eso me parecia que el articulo se centraba demasiado en teologos profesionales. Estas en contra de esa afirmacion?
    Es “pecado” no estar de acuerdo EN UN articulo con Juan Jose y manifestar un desacuerdo concreto eso es preteder estar por encima del bien y del mal? O solo se trata de que considearas que si se critica UN ARTICULO se esta agrediendo a toda su obra y a su persona, y entonces hay que defender a Juan Jose aunque recurriendo al bajo uso de descalificaciones ad-hominem “Sueño con el día en que tu deformacióin profesional deje de sacar punta a todo”.  Cual es la diferencia entre quien actua de esa manera para “defender” a Benedicto XVI y quien actua de esa manera para “defender” a Juan Jose?
     
    Saludos cordiales

  • oscar varela

    Hola!

    Yo fui al Foro en Asunción,
    sin ocultar que iba “engañando”,
    pero con “Aviso” -pues les decía:
    Lo primero para mí es darme un baño de paraguayismo.
    ·················
    Con JJTamayo en Asunción fue al revés;
    lo arrastré a comer una tortilla “española” con tintillo
    en un “Restaurante Español
    luego de sacarlo del Hotel “España“.

    Juan José terminaba una entrevista “latinoamericana
    Lo esperé que atendiera varios llamados de latinoamericanos
    a “su” Tel. Celular prestado por un latinoamericano.

    No sé cuánto le va quedando de galleguito a este madrileño.
    Pero en América Latina parece que se lo ve a sus anchas.

    Tal vez sea una enorme e ¿irrecuperable? pérdida
    el que la Nación España
    no haya asumido la vocación de ser sólo la primera
    entre una diversidad plural de “españas” allende los mares.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Maite Lesmes

    Aunque con retraso, quisiera hacer varios comentarios, unos sobre lo que dicen los compañeros latinoamericanos, que se centran en el tema del artículo y lo contextualizan con conocimiento experiencial,  y otro,  para aportar dos anécdotas que me han referido unos amigos asistentes al IV Foro Social. Contribuyen a deshacer la fijación injusta que se ha hecho en este hilo, por parte de mujeres especialmente, sobre los rumores de sementalidad e irresponsabilidad de Lugo.
    Respecto a lo segundo, parece importante tener en cuenta la actitud del movimiento feminista presente en el Foro. Es ilustrativo lo que me contaron: una pachanga feminista que desfiló en la Marcha del 11 de agosto, cantaba con humor, juego de palabras y mucha ternura hacia Lugo: “¡Cura, cura, cúrate, luego Lugo¡”, que acabaron coreando con igual ternura asistentes a la Marcha.
    En su intervención al final del Foro, parece ser que Evo Morales dijo también con humor: “Lugo ha pasado de padre de la Iglesia a padre de todos los paraguayos”. Cuentan que en el polideportivo sonó una gran carcajada, y que Lugo mismo aplaudió la ocurrencia.
    Oscar Varela podría decir si presenció u oyó esto.

    Respecto a lo primero, he de agradecer las explicaciones, convergentes y complementarias, que han aportado -sobre el contenido del artículo y comentarios al mismo- Oscar  VARELA, Sergio ZALBA, Julián LEIGBAG… Con ellas se nos hace más fácil captar las peculiaridades sociológicas y vitales del cristianismo en LA, donde también se da la distancia entre la institución eclesiástica y sus conductores, y la gente sencilla, mujeres en concreto.

    Comentario aparte me merecen dos intervenciones al menos de Rodrigo OLVERA:
    El 19 de agosto haces un comentario todo él interesante, del que sólo copio un extracto:”Me parece desenfocado el analizar la relacion entre cristianismo y poder desde TEOLOGOS INDIVIDUALES. Incluso en el caso de las reducciones de Paraguay, en que se habla de la comunidad de religiosos, me parece que queda invisibilizado el pueblo y el contexto social que posibilito la experiencia. No se diga del tema de la revolucion sandinista.  Pareciera que la teologia de la liberacion latinoamericana es una experiencia posibilitada por un grupo de individualidades intelectualmente formadas en Europa que llegan a nuestro continente. No hay mencion a ningun teologo laico, mucho menos a cristianos no teologos. Muy sesgado el enfoque, me parece. Para hablar de cristianismo y poder en latinoamerica, yo miraria mas la experiencia de la religiosidad popular, y de las CEB’s”:

    Si este artículo o los cientos de artículos (por no hablar de sus muchos libros, cursos, conferencias, congresos) que sobre LA ha escrito Juan José TAMAYO hubieran estado “desenfocados”, descontextualizados, teologizados, personalizados, clericalizados… o como quieras apuntar, ¿no crees que le hubieran llovido las críticas, empezando por los propios ciudadanos, creyentes, alumnos, teólogos….latinoamericanos?
    Sin embargo,  siguen invitándole como profesor, conferenciante, comparte autoría de libros con lo más destacado de los escritores y profesores de allá, habla por la radio, aparece en debates televisivos… y todavía no he leído una tesis doctoral desconstruyendo su visión desde arriba o desconocedora de la realidad latinoamericana….
    Ciertamente, JJ Tamayo no vive allá, pero sus múltiples viajes a LA desde hace 40 años, su permanente contacto con teólogos de la liberación Y con los movimientos sociales y CEB’s latinoamericanos, creo avalan la seriedad de sus producciones.
    Sueño con el día en que tu deformacióin profesional deje de sacar punta a todo, especialmente en personas que destacan, y dejes de situarte por encima del bien y del mal.
    Por no alargarme, no me paro en tu posterior comentario, creo que del 23, porque va en la misma línea.

  • Sergio Zalba

    Lo que preguntás sobre la mujeres, Maite, es bien interesante y hasta se vincula con mi primer comentario en este post. La respuesta es sencilla: es que América Latina, en un porcentaje elevadísimo, es (y especialmente ha sido) una tierra ’sin padres’.

    Las razones: paternidades no asumidas, trabajo golondrina (se va de un lado a otro según los tiempo de cosecha u otros menesteres), abandono de hogar, guerras… En un ambiente fuertemente machista, los hogares son de hecho matriarcales por la ausencia del varón.

    En este contexto, las mujeres han sido (y aún lo son) las principales y mayoritarias transmisoras de lo religioso, superando muchísimo a los curas que visitan un pueblo, a veces, una vez al año.

    Las mujeres fueron las catequistas, las rezadoras (rezan en los velorios, rezan novenas…) e incluso ‘bautizadoras’. A estas últimas se las llamó ‘licenciadas’ por tener ‘licencia’ para bautizar.

    Es por todo esto que la mujer ha tenido un lugar de enorme preponderancia en la evangelización de AL.  Tal vez sea por esto que el catolicismo popular sea muchísimo más ético que doctrinario, más del corazón que de la cabeza. (Las razones del corazón… de las que hablaba Pascal).

    Un abrazo.

    PD. para Oscar: sí cumpa, pa’ lante…

  • Javier Renobales Scheifler

    Rodrigo Olvera,
     
    Yo tampoco sé latín, ni en sentido figurado; si pones “cuius” en google, aparece la frase en latín y su significado en wikipedia, apoyado en la historia.
     
    http://www.google.es/#hl=es&source=hp&q=cuius+regio+eius+religio&aq=0&aqi=g10&aql=&oq=Cuius&gs_rfai=&fp=3de7719165405913
     
    “Cuius regio, eius religio es una frase latina que significa que la confesión religiosa del príncipe se aplica a todos los ciudadanos del territorio. …”
     
    Así que Papas, Cardenales y Obispos poderosos se entendían muy bien con el Rey, al cual convenía ser católico, y el pueblo era católico por el poder de esos dirigentes. Es un mercadeo, una cuestión de intereses políticos-económicos que utilizan en su beneficio la religión manipulándola.
     
    El catolicismo no se ha implantado en España precisamente por la devoción de los ciudadanos españoles al mensaje de amor de Jesús. Desde que los que dirigían el cristianismo vendieron éste al Imperio romano, lo han seguido vendiendo a Reyes y Emperadores. Tiene mucho que ver con que Cañizares (el quiere hacer realidad el deseo del Papa de volver a dar la comunión a los niños de 7 años) diga que España, si deja de ser católica, deja de ser España. Es lo que él ha mamado en su institución. El catolicismo sirve al sistema establecido.
     
    Cuando a Enrique VIII le convino dejar de ser católico, pues ‘se hizo’ anglicano. Y los ingleses con él, porque al rey le convenía, y no era cosa de jugarse la vida, como hiciera Tomás Moro, pues el Rey solía hacer asesinar a quien no le complacía. Las religiones han sido cuestiones políticas en la historia de Europa. Anglicanos, luteranos, católicos … la religión que convenía al Rey, por motivos políticos, se implantaba a los ciudadanos. Eso al menos es lo que pretende transmitir la frasecita de marras.
     
    Ahora es parecido; España es católica, como su rey puesto y educado por Franco, otro católico, dictador como el Papa católico que lo bendijo como Caudillo de España por la gracia de Dios (bueno, eso es la blasfemia oficial; la verdad es que fue Caudillo de España exclusivamente porque ganó la guerra que los jerarcas católicos bautizaron de Cruzada por Dios, y porque fsiguió matando gente a mansalva, injustamente y con la bendición de la jerarquía católica una vez más, una vez terminada la Cruzada, o sea ya en tiempo de paz.  Demasiada ponzoña explica y abona la catolicidad española.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Javier
    “Cuis regio eius religio”. Yo lo mas que logro hacer de esa frase es algo asi como “La region del cuyo (animalito muy simpatico) esta re-lejos” jajaja. Jamas estudie latin.
     
    Hola Maite
    Dices bien “Volviendo al artículo, pareciera que -salvo los participantes en movimientos revolucionarios, intromisión no siempre fácil de comprender, especialmente la de Camilo Torres- tanto en Europa como en LA, por no decir en todo el mundo- la tarea de evangelización significativa hubiera sido llevada a cabo por clérigos y teólogos
    Y digo que dices bien que en el articulo PARECIERA que es asi, porque solo es una apariencia derivada del articulo y no de la realidad. Es Tamayo – y lo que Tamayo ve y escribe – quien tiene una mirada teologicocentrica y clericalista del tema cristianismo y poder. Por eso mi comentario enfatizaba que me parecia erroneo enfoque “Me parece desenfocado el analizar la relacion entre cristianismo y poder desde TEOLOGOS INDIVIDUALES…” pero fue un comentario que solo Maria Pilar recogio.
     
    Saludos

  • Maite Lesmes

    SERGIO, condensas bien en “El catolicismo popular, tal como lo entiendo, es el modo popular (no institucional) de VIVIR el cristianismo. En algunos casos, este modo de vivir incluye manifestaciones cultuales externas pero no en la mayoría de la población que es ‘éticamente cristiana’ sin ir a la iglesia más que para bautismos o responsos”. Entiendo que lo esencial aquí está en el sujeto (la gente, la base) y en el tema: “vivir” el cristianismo.
    Recuerdo que, por desconocer la realidad latinoamericana, no comprendí bien el trabajado artículo que escribiste hace unos dos años sobre
    el cristianismo popular. Voy captándolo.
    Decís también que se lleva a cabo por mujeres sobre todo. ¿Hay alguna explicación al respecto? Un gran abrazo, amigo.

  • oscar varela

    Hola Sergio Zalba!

    Muy bueno lo que estás sembrando desde n/A.L.

    Habría que animarse a dar vuelta la frase:
    - “lo único que puede ‘venir de Dios’ es la voluntad de servicio“-

    sonando, entonces, algo así como:
    - ” lo único que puede ‘ir a Dios’ es la voluntad de servicio“-
    ···············
    Este cambio de perspectiva:

    * De un VENIR DE (atender al Pasado)
    * A   un IR A (atender al Porvenir)

    estimo que se ajusta mejor a las perspectivas bíblicas y las originarias “americanas”.
    ············
    Comprendo que este modo de ver pone en grave aprieto al concepto de “Tradición“.

    ¿No es eso lo que está pasando y no nos damos cuenta o no nos hacemos cargo?

    La Tradición no está ATRÁS sino ADELANTE.

    Nota: es de recordar que uno de los Nombres propios del dios del A.T. es : “El que hace salir
    ¿Pa’ dónde sino p’alante?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Sergio Zalba

    Gracias Javier por tu interés.
     
    Cuando hablo de ‘catolicismo popular’ en AL, me refiero a toda la AL aunque haya peculiaridades en regiones y países. También incluyo a Uruguay, pues no se trata de las expresiones devocionales externas, que hasta pueden ser inexistentes, sino de lo que algunos llaman ‘núcleo ético-mítico’ que refriere a una manera de ser con los otros y con el Otro.
     
    El catolicismo popular, tal como lo entiendo, es el modo popular (no institucional) de VIVIR el cristianismo. En algunos casos, este modo de vivir incluye manifestaciones cultuales externas pero no en la mayoría de la población que es ‘éticamente cristiana’ sin ir a la iglesia más que para bautismos o responsos.
     
    Respecto a tu pregunta, creo que lo único que puede ‘venir de Dios’ es la voluntad de servicio.

  • oscar varela

    Hola!
     
    La línea de los Cumpas latinoamericanos sigue la trazada por Tamayo.
     
    Tal vez haciendo más hincapié –y con sobrada razón- en el laico.
     
    Cabría aquí, entonces, lo debatido en el Foro Social de las Américas 2010
    en el ámbito de “COMUNIDADES ECLESIALES de BASES” (CEBs),
    donde reiteran los anteriores Encuentros:
     
    1. Reforzar y relanzar las luchas solidarias: los Movimientos sociales, economía solidaria, ecología, construcción de una nueva ciudadanía y compromiso político, etc. no aisladamente, sino en redes.
     
    2. Relanzar las CEBs profundizando en: identidad, coherencia, espiritualidad, comunión y articulación a todos los niveles.
     
    3. Acentuar la Formación, inicial y permanente, en esta nueva eclesiología que surge del Concilio Vaticano II y
    el Magisterio Latinoamericano y Caribeño que nos tiene que llevar a la “conversión pastoral” y “renovación
    eclesial” (DA. 366-367), destinada especialmente a los pastores, seminaristas, religiosos/as, agentes de pastora] y
    además teniendo en cuenta la destinada para los miembros de las comunidades.
     
    [Nota: mero deseo ya que en este 2010 volvió a aparecer una fortísima resistencia por parte de las Jerarquías y Teologías eclesiásticas ignorando – rechazando – judicializando las CEBs]  
     
    4. Incentivar la comunicación y articulación como parte de la identidad eclesial de las CEBs, a nivel
    parroquial y diocesano. Además socializar y aprovechar las experiencias y materiales a través de los Medios
    Modernos de Comunicación.
     
    [Nota: se pone mucho énfasis en el concepto de “articulación” en contra del de “organización”, que supone un “poder”]
    ················
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Julián Leirbag

    La Iglesia católica en Argentina, especialmente los obispos, no tienen el contacto vivo que tenemos nosotros entre el pueblo, aunque no nos convertimos en un catolicismo popular al estilo de “meras procesiones religiosas”, casi folklóricas, sino en los ámbitos normales de la vida, casi distanciados de un templo determinado. Pasan la mayoría de los católicos sus días luchando por la justicia en donde hay opresión, solidaridad para quien anda en las penumbras de sufrimientos y necesidades, aunque la Iglesia jerárquica hace todo lo posible para que sea por medio de CARITAS y sus instituciones esto sea de “verdad caridad fraterna”, no nos rendimos a esos conceptos y somos católicos como somos guste o no a la Iglesia que no participemos o nunca de las celebraciones religiosas que ella cree ser las más auténticas formas de acercarnos a Dios, pues al Dios de Jesucristo lo vemos todos los días en los rostros con tristeza de tanta gente oprimida por poderes que la cuenta sobra decir. Es verdad que los medios de comunicación no nos tienen en cuenta como lo hacen cuando los obispos escriben alguna carta o documento eclesial, y la mayoría de las veces lo usan como una extensión a sus críticas al gobierno porque se los viene quitando de encima a muchos la posibilidad de seguir practicando la injusticia social en nombre de sus empresas como es Cable Visión, Clarín, etc. sin por ello ver que en este mismo gobierno hay demás poderío económico de algunos que mandan cómo ha de ser el país y quién es quién dentro del mismo, etc.

  • Javier Renobales Scheifler

    De ti aprendí, amigo Sergio Zalba, que en AL, en tu Argentina porteña al menos, hay un potente y ferviente Catolicismo popular –nuestro Gabriel Sánchez, por ejemplo, el yoruga de Montevideo-, creo,  Catolicismo Popular que no cuelga, a los efectos prácticos, de la jerarquía tradicional  de la ICAR.

    Esa jeraquía que os ha impuesto –obispos del Opus de Escrivá y similares- el Vaticano desde Wojtyla  (o sea desde 1979, a los efectos, o sea hace 30 años al menos), hace ya cuarenta años, o así.
     
    Esto que dices de los laicos, como hacés vos por buen ejemplo, apreciado amigo, no lo supe percibir entonces.
     
    Amigo, en esa acción de esos laicos, ahí SÍ me hago católico pues. Aunque no la experimento, pues vivo en el mundo católico rico, creo que vais por buen camino, vistas las posibilidades, lo poco que se puede avanzar por el buen camino, en estas circunstancias.
     
    Dime amigo porteño Sergio, tú que tanto me has abierto los ojos, ¿creés vos que algún poder de la ICAR, o de alguna Iglesia, vienen de Dios?

    un abrazo

  • Sergio Zalba

    Muy interesante la apreciación de Maite sobre la participación de clérigos y laicos. Sin embargo, amiga mía, es bueno saber que la gran evangelización liberadora en AL ha sido y sigue siendo realizada por laicos y especialmente por la mujeres.

    Ocurre que en general, cuando se hacen descripciones históricas, sólo se mencionan a la ‘grandes figuras’ representativas de un tiempo determinado. Pero es bien probable que esas figuras no hubiesen existido sin los y las miles de anónimos que son las y los verdaderos protagonistas de la historia.

    Es esa gigantezca participación de los laicos (la gente del pueblo), la que fue conformando el catolicismo popular latinoamericano cuyo nervio no pasa por el culto a los santos o a la virgen -como suele decirse y creerse- sino por un estilo de vida sustancialmente solidario, justo, compasivo, militante…

    Observesé que la peculiaridad del catolicismo popular latinoamericano reside en su profunda distancia de la institución eclesiástica a la que se considera -en términos generales- como cómplice de los sistemas opresores.

  • Javier Renobales Scheifler

    Querido guerrilleru jabalín, fontaneru Pepe Sala, comunista de bien, hombre feliz de (por) Marco y Mentxu,

    Es cierto lo que dices, por eso no hay democracia en España.
     
    ¿Sabes? Uno de mis mejores amigos es comunista como tú, uno de la élite de mi promoción, en el colegio de los Jesuitas de Indautxu en Bilbao, era Javi Romeo Amántegui, luego obrero soldador en la Robert Bosch en Madrid, tras sacar limpia su carrera de Ciencias Exactas en Madrid. Comunista de pro, recibió buenas hostias de la policía durante el franquismo. Hoy su comunismo es parecido a mi cristianismo.
    En la cuadrilla en la que yo estaba con 16 años, tenía amigos de élite, este Javi Romeo, y Sádaba Garay (el más alto coeficiente de la promoción, hermano del filósofo Javier, cátedro de Ética, creo, tras dejar sus estudios eclesiásticos, de cura) … Todavía hoy no entiendo lo listos que eran estos amigos de aquella época.
     
    A mi modesto modo de ver, Jesús era lo más parecido a un comunista, como intentaba ser Javi Romeo en sus circunstancias. Por eso Jesús fue tan perseguido antes y hoy, por esa especie de comunismo que tenía.

    Y hoy, la ICAR que se reclama de É, le traiciona abiertamente, como lo ha hecho en la Historia de la ICAR, ya desde Romanos 13, del perseguidor Pablo de Tarso, elevado automáticamente a Santo por la ICAR. La ICAR se posiciona abiertamente a favor del sabrado derecho de propiedad y contra cualquier clase de comunismo.
     
    Zapatero es un momentáneo gobernante que, entre los poderosos, no tiene el Poder ni por asomo, sólo tiene por momentos el Gobierno de España. Es como el gladiator en la arena del circo romano. El poder está en la tribuna del Emperador romano, nunca en la espada del gladiator, aunque ésta le salve momentáneamente la vida la gladiador. Espartaco lo vivió bien.
     
    Zapatero es ateo (creo, es listo), pero tiene que jugar sus escasas cartas con los poderosos que, aliados con el hechicero de turno, se declaran creyentes en Cristo  (Obama, Isabel II de Ingaleterra, y demás…) . Ahora mismo no sé si la Merkel es personalmente atea, pero lo manejará como mejor le convenga, pues le toca gobernar.
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102495
    El que tiene el Gobierno no tiene, por esa mera y sola circunstancia, el poder, y sabemos bien que ‘París bien vale una misa’. Sobre todo para el gobernante. El gobernante sin poder se acerca al Poder así, como Zapatero, tratando de ser cuanto menos juguete en manos del Poder.
     
    Cuando el agua invade a chorros la vivienda, cortas directo la entrada de agua del piso de esa vivienda, o incluso la de la comunidad de vecinos, si es preciso, calefacción por agua incluida. Se trata de cortar lo antes posible la inundación. Luego estudias la situación y haces lo que ‘se pueda’.
     
    Zapatero no puede solucionar el problema, pues no tiene, ni tendrá, el Poder. Pero por mí, que vuelva a ganar Zapatero, ya que no hay otra alternativa mejor  a elegir. Lo contrario es Rajoy, o peor aún, Aznar, u otro que se le ocurra poner a este católico que se peina a raya.

  • pepe sala

    ¿ De dónde sacas la idea de que  Zapatero es ateo, amigo Javier?
     
    Pues si es ateo lo disimula muy bien…
     
    http://blogs.elcorreo.com/magonia/2010/2/5/rodriguez-zapatero-contra-laicismo
     
    ( Y sus Ministros son  tan ” ateos-as” como él. Y el Gobierno español tiene de laico lo mismo que yo tengo de cardenal.)
     
     

  • Javier Renobales Scheifler

    Maite Lesmes,
     
    Lo que recordé de la anécdota de Boff me ha venido muy bien sobre todo a mí, gratamente; me asombro, de conocerme cada vez mejor. Así que soy yo quien tiene que agradecer a los participantes de este pequeño foro.
     
    En cuanto a consolidar sociedades democráticas, que dices, la cosa parece  muy difícil, imposible desde luego sin una revolución profunda y radical, que no se atisba por ningún lado, sobre todo en lo católico.
     
    En lo político (que es el ámbito en el que se producen algunas elecciones con forma pretendida democrática) manda lo económico (de tal forma que en España por ejemplo, gracias a que murió el dictador Franco podemos decir que Zapatero ganó democráticamente el Gobierno, pero no el poder), y en lo económico manda el sagrado derecho de propiedad, el dinero, ámbito éste en el que no hay elecciones democráticas: a más dinero, más poder, es la ley del más fuerte, como en la prehistoria, igual igual.

    En lo religioso es aún peor si cabe, en cuanto a conseguir sociedades (Iglesias) democráticas.

    Por seguir con el ejemplo de España, en la ICAR el dictador nunca muere, pues se han inventado un sistema, con el falaz cuento de que el poder les viene de Dios, por el que ponen de inmediato a otro dictador prácticamente igual que el anterior, que había sido nombrado por otro dictador anterior, con lo que la dictadura (siempre ultraconservadora dada la endogamia del sistema católico de ‘elección’) está asegurada por los siglos de los siglos, amén.
     
    Más sorprendente es la actitud de los católicos en general ante esta imposición dictatorial permanentemente perpetuada: creyéndose el cuento de que el poder a esos dictadores les viene de Dios, los siguen reconociendo en sus cargos puestos a dedo humano, y siguen reconociendo a sus delegados Obispos, Cardenales y demás cargos que ponene a dedo, siempre a dedo, porque dicen que el poder les viene de Dios, a tales tipos.

    Con lo cual no hay posibilidad de revolución ni de democratización alguna en esa sociedad, que algunos se tragan eso de que es perfecta.
     
    Ante semejante sumisión de súbditos intelectualmente así esclavizados, no hay forma de democratizar esa sociedad, que ridículamente llaman perfecta. Creo que podemos augurarles-nos la perpetuidad de la dictadura católica, en esa sociedad ICAR que tanta eficacia política produce en España.
     
    Hasta un ateo exclamaría anonadado, pelos en punta: con la ICAR hemos topado, amigo Sancho, que Dios nos pille confesados … je, je.
     
    http://es.wikipedia.org/wiki/Con_la_Iglesia_hemos_topado,_Sancho
     
    Todo sigue igual,, en este aspecto, nada cambia. El famoso río de Heráclito se ha congelado y sigue congelado, a pesar del calor que nos asola en la piel de toro ibérica, el río no se mueve, nada cambia. Agua en estado líquido en pendiente y no se mueve: es la cuadratura del círculo. Es la ICAR.
     
    Es impensable en la derecha española que su líder sea ateo como Zapatero, Tiene que ser católico, en España, lo mismo que tiene que ser cristiano en USA. Cuis regio eius religio (joder, Rodrigo Olvera, ayúdame que yo, metido a latinajos, igual le he hecho papa a Stalin con lo que he dicho -seguro que tú de latín también sabes más que yo, je, je. Es seguro.-), latinajo que creo significa que la religión del Rey (Presidente, Emperador …) es la que se impone naturalmente a sus súbditos.

    Y para el Rey siempre ’París bien vale una misa’. Así es la Historia de la ICAR.
     
    Por eso España es Católica. Franco lo fue, como todos los dictadores españoles, los Reyes Católicos lo fueron …etc.
     
    Por eso los católicos son súbditos, en la concepción de los Papas y, por tanto, en la del catecismo de los católicos.

  • Maite Lesmes

    Tendría que haber distinguido entre teólogos oficialistas y teólogos liberadores, aunque tal distinción la doy por supuesta.

  • Maite Lesmes

    Volviendo al artículo, pareciera que -salvo los participantes en movimientos revolucionarios, intromisión no siempre fácil de comprender, especialmente la de Camilo Torres- tanto en Europa como en LA, por no decir en todo el mundo- la tarea de evangelización significativa hubiera sido llevada a cabo por clérigos y teólogos.  La  tarea de los laicos parece  muy reciente, o no consolidada o poco significativa.

    Si uno de los ejes a debatir en este Foro de las Américas era el de “Fe y política” parece que histórica y geográficamente ambas se han entrecruzado en la forma de clericalismo,  utilización de la religión en instrumento de poder. La ICAR se ha valido del poder político para consolidar su sistema de poder eclesiástico, y el poder político se sirve de la iglesia para afianzar su propio funcionamiento.
    Mientras no consolidemos sociedades democráticas, las bases seguiremos dominadas por el clericalismo. Por eso los dos poderes citados rehúyen la laicidad. La laicidad, objetivo prioritario.

  • en-red

    a quien corresponda:

    Los discursos panfletarios son propios del siglo pasado. Las proyecciones re-tornan a su origen. Hágaselo mirar.

    Dejo el tema aquí. Saludos

  • oscar varela

    Hola!

    No tengo interés en emitir una opinión para que sea aceptada,
    sino para colaborar con otras opiniones.

    Estuve una semana en Asunción del Paraguay por lo del Foro Social de las Américas.
    Leía los Diarios; quiero decir:
    * no sólo los textos
    * sino sus “contextos” (ubicación de c/ Info -nº de página: la impar siempre es mejor; una Info al lado de cuál otra; Encuestas presentadas en momentos claves; etc.)

    He percibido claramente el “estilo” DESTITUYENTE contra el Presidente de la actual Democracia.
    Semejante a la habida en Honduras.

    Nota: el “caso” Honduras fue relevante en el Discurso de Lugo al finalizar el Foro. Se cae de maduro el motivo.
    ···········
    En cuanto a “los casos” de Paternidad siguen su curso judicial sin obstáculos(este martes o miércoles pasado tenía Lugo que someterse a un análisis se sangre por el comprobante de ADN; y ni chistar del asunto, a pesar de su estado quimioterapéutico)

    Recuérdese que en el actual gobierno democrático sólo el Poder Ejecutivo (y no todo) es favorable a Lugo. Los demás Poderes (especialmente el Legislativo) le es mayoritariamente contrario.

    El Partido político que encabezó Lugo dio la batalla electoral sólo para el “Ejecutivo” a sabiendas que no les alcanzaba para darla en los otros Poderes del Estado democrático.
    ············
    Otra Nota que me importa resaltar, haciéndome cargo de ser una opinión personal en torno a la Ciencia de la Política, es que no necesariamente el acierto de gobernar un País está condicionado por “turbulencias” individuales del Líder; de esto la Historia está llena y sirven de poco las “ideas” políticas.

    En cuanto a la “sexualidad” de Lugo me tomé el trabajo de preguntar a MUJERES de varios estratos sociales en Asunción del Paraguay y ninguna se hubo situado del lado de la condena; tampoco del aplauso; pero siempre de una muy serena “comprensión”, acompañada por una sonrisa cómplice. Ellas: las Mujeres paraguayas; no yo: varón argentino.

    Es sólo una opinión más; y ¡voy todavía! – Oscar.

  • mªpilar garcía

    Lo que nos dice Rodrigo O. hay que tomarlo en serio.

    Siempre escuché a los jesuitas decir:

    “Ellos, sus causas totalmente justas y necesarias, ¡¡¡Nos convirtieron!!!

    Y juntos  a su lado, lucharon, trabajaron, vivieron.

    Oscar Romero, es un ejemplo de que:

    “el dolor de su pueblo, lo ¡convirtió!”

    Los periódicos dirán lo que quiera decir, o les obliguen a decir:

    Tristemente, quien tiene el poder:

    “Ordena, manda, mantiene en el puesto o despide,  hace desaparecer…”

    mª pilar

  • Maite Lesmes

    EN-RED: siento discrepar por segunda vez contigo en este hilo. Pero las afirmaciones contundentes que acabas de escribir, haciendo uso del método  de autoridad, en este caso usando a JUNG, son barbaridades. Cualquier amateur de psicoanálisis te sacaría punta a tu enfoque de la figura masculina y, por ende de la sexualidad, de ambos sexos.

    Menos mal que hay muchas formas de feminismo, porque aquella que refleja animadversión hacia el varón, de feminismo sano tiene sólo el nombre.

  • Maite Lesmes

    Si es difícil la objetividad en asuntos del propio país que alguien puede conocer más, no se me ocurriría pretender hablar con propiedad de lo que acontece en un país ajeno. Pero, por lo que me han referido personas paraguayas, parece que GABRIEL va  bien orientado cuando escribe:
    ” la derecha y los enemigos de la teologia de la Liberación, han usado a la debilidad de Lugo, para manchar a todos los que hoy desde adentro o afuera de la Iglesia, luchan por un celibato opcional y por un advenimiento de un socialismo democratico…”
    Son estas personas -no afines al partido de Lugo- quienes me han dicho que no se sabe si es verdad que tuvo varios hijos, lo que sí hubo desde el principio fueron reclamaciones de paternidad que no han sido probadas. no sé si atendidas.

  • Maite Lesmes

    CARMEN (Almendralejo), no porque un diario se autoproclame independiente, abierto y pluralista, lo es. No todo enlace de un supuesto periodista y escritor merece ser leído: Acabo de leer varios artículos de Luis Agüero y puesto que su estilo y contenido me hacían intuir poca profesionalidad, he encontrado confirmadas mis sospechas a través de Google: Si te fijas, al menos desde 2008 se dice que se dedica a atacar a Lugo, pero sobre todo se preguntan si este hombre tiene trabajo conocido y quién lo financia:
    http://www.lajornadanet.com/diario/opinion/2008/julio/211.html
    Cuando he leido en el artículo que te facilito  enseguida : ” El cura F. Lugo se ha proveido de armas para atacar  la izquierda marxista…” y que Lugo es “clerofascista”, no me ofrece la mínima fiabilidad:
    http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/58913
    Si renunció a ser obispo y solicitó la reduccion al estado laical, huelga referirse a su sotana y a su condición de cura.

    A JAVIER RENOBALES: gracias por traernos a colación ese relato de Boff que destila tanta humanidad.

  • ana rodrigo

    Puntualizo, dije los sistemas políticos y debí decir los sistemas economómico-sociales-políticos. En realidad son sistemas económicos, en manos de políticos que inciden en la sociedad.

  • ana rodrigo

    Las intenciones de arreglar el mundo a lo largo de la historia has sido casi infinitas.
     
    -Por un lado siempre ha habido teorías y buenas intenciones, los anhelos de ética y justicia han estado y están inscritos en la conciencia humana por mucho que quienes escribieron la historia hayan intentado ocultarlo.
     
    -Por otro lado están las personas, a título individual, que las ha habido de todos los colores y tonalidades. Me refiero a pensadores, escritores o líderes religiosos que de una manera u otra, han intentado mantener viva la conciencia colectiva.
     
    -Sin embargo han sido los que ha ostentado el poder los que han decido en su propia parcela, territorio o país. Y de éstos pocos han subido a “los altares” del reconocimiento popular o histórico por mucho que los libros hablen de sus grandezas morales. Se dice que “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”, y el poder siempre es poder y siempre  con algo que limita sus posibilidades de ejercer la justicia.
     
    -En los últimos siglos hemos conocido los sistemas políticos, el capitalismo, muy criticado por amplios sectores sociales, pero al fin y al cabo, el que ha triunfado y sigue vigente, pues el comunismo quedó en una pésima praxis y en una infértil utopía.
     
    -Y finalmente está el pueblo que es el que siempre ha pagado las consecuencias de todos los anteriores. Solamente los esfuerzos de teorías y de personas concretas apoyadas por determinados sectores sociales han hecho avanzar en la humanización de la política al servicio del pueblo.
     
    Ni siquiera Jesús de Nazaret, o Gandhi, o Buda, o los grandes líderes religiosos, a los que se les supone las mejores intenciones y que son referentes éticos de millones de personas, fueron capaces de arreglar el mundo, su mundo, y no por ello les echamos culpas cósmicas.
     
    Las soluciones son cosa del día a día, del grano de arena que se sume a tantos granos de arena, siempre con la convicción de que es tarea de todos, de quienes gobiernan y de quienes formamos la ciudadanía, de quienes teorizan y hacen sus magníficas aportaciones desde la inteligencia humanizadora y de quienes desde nuestra  insignificancia social hacemos nuestras pequeñas aportaciones  en los reducidos ámbitos en los que nos movemos, sin nunca desfallecer, siempre con la fe puesta en que lo que consigamos será magnífico,  y que lo que quedará en el camino será tan inmenso como nuestros deseos.