Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente All
Último: 11-8-17, 3:50

Oscar Varela: Opina el jesuita Javier Giraldo: Las beatificaciones que hará Francisco en Colombia, son casos inoportunos, cuestionables

mª pilar: Recordando viejas y buenas amistades... muy queridas. ¿Cómo será mi patria?

Oscar Varela: Un Maduro respondiendo con calma a entrevistadora y no en Mitin: Maduro en exclusiva para RT (Entrevista completa de 52 min.)

Equipo Atrio: Un discurso de Melenchon en el Europarlamento: Venezuela no es una dictadura

Benjamín Forcano: Una importante información proveniente de la ONU: 57 países firmaron documento en apoyo a Venezuela ante planes intervencionistas

Antonio Duato: Un importante vaticanista reconoce lo extraño del último comunicado del Vaticano Andrea Beltramo en Vaticanisider

Oscar Varela: Interesante artículo de Pagina 12: ¿Realmente le debemos la modernidad al capitalismo?

Antonio Duato: Un artículo de estrechos colaboradores de Francisco: Fundamentalismo evangélico e integrismo católico

Antonio Duato: ¡Totalmente diferente! La diplomacia pastoral del Vaticano: Declaraciones del card. Parolin

Antonio Duato: Soflamas políticas de dos obispos venezolanos: Cardenal Baltazar Porras y obispo Mario Moronta

Equipo Atrio: Dos artículos en portal chavista Aporrea: Derrota de Venezuela y Carta a Diosdado Cabello

RodrigoOlvera: En respaldo del ERIC y Radio Progreso, en Honduras Comunicado de los Jesuitas

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

3967 Artículos. - 63786 Comentarios.

El arzobispado de Valencia condenado a devolver una herencia

Nos achacan que siendo ATRIO un portal laico de espiritualidad estemos tan pendientes de la jerarquía católica, denunciando sus supuestos errores. Pero es que, mientras no caiga ese pedestal de autoridad “delegada o vicaria del mismísimo Cristo”, el desprestigio que estos mismos jerarcas producen es tan grande que dificultan la fe del pueblo sencillo.

Cuando yo llegué a Salamanca hace cuarenta años para dirigir un Seminario, los alumnos de teología me insistían en que ir a ciertas clases de teología arcaica y preconciliar que daban ciertos canónigos de Salamanca, ponía en peligro la fe de los alumnos. Y por eso me pareció muy bien que ellos propusieran unas acciones de protesta que culminaron con la huelga todos los alumnos de teología durante varios meses, hasta conseguir un radical cambio del claustro.

Al leer, por indicación de mi mujer, la noticia que ayer publicaba un periódico de Valencia y que reproduzco más abajo, he pensado que uno de esos teólogos revolucionarios en 1969, que se plantaron en beneficio de la fe de los jóvenes teólogos, bien podría de verdad tomar hoy el mando de esta  diócesis, no dejarse llevar por lo que su antecesor hizo –a semejanza de otros muchos jerarcas en otros tiempos y lugares– y dar la orden ejemplarizante a los organismos de curia de acatar la sentencia sin recurrir a otra instancia, esperando encontrar mejores abogados y jueces más “amigables”, y que devolviera esa herencia que recibieron fraudulentamente a los legítimos herederos. Se repararía así el escándalo.

Aún lleva menos de un año en Valencia y ocasión tiene el Arzobispo Osoro de hacer algún gesto contundente a favor del verdadero patrimonio de la Iglesia, la fe de sus feligreses.

* * * 

 Un juez condena al Arzobispado a devolver 2,2 millones por incumplir un testamento

S. SAPENA, GANDIA, en LEVANTE-EMV, 13 de Enero de 2010.

José Romero donó dos solares en Gandia y 600.000 euros para construir un templo en el que deberían ser enterrados él y sus padres – En 2006 el arzobispo García-Gasco autorizó la venta de la parcela por 1,6 millones para construir viviendas

 El Arzobispado de Valencia tendrá que pagar 2,2 millones de euros, más los intereses que se establezcan, a los sobrinos del gandiense José Pascual Romero Ferrandis, que entre 1983 y 1996, año de su muerte, donó a la Iglesia dos solares en el distrito de Benipeixcar y al menos 600.000 euros para que en ese lugar se construyera un templo parroquial y dependencias para actividades pastorales. En vez de eso, en 1996 el arzobispado vendió el terreno por 1,6 millones de euros a una constructora que levantó un edificio de viviendas.

Una hermana y doce sobrinos de José Pascual Romero interpusieron una demanda civil contra el arzobispado en la que, basándose en el incumplimiento del testamento, solicitaban la revocación de la donación realizada. Una sentencia del juzgado número 7 de Primera Insancia de Valencia del pasado 8 de enero les da la razón en todos los extremos y obliga a retribuir a los herederos del finado el valor de todo lo que cedió para construir la iglesia que nunca fue. Los argumentos de la familia eran claros. La donación de José Romero se efectuó expresamente para erigir el nuevo templo parroquial, y el arzobispado es el único responsable de que no se haya hecho.

En su defensa, el arzobispado alegó falta de legitimación por parte de la hermana y los sobrinos de Romero para reclamar las cantidades y bienes donados, dijo que el testamento no obligaba expresamente a construir el templo y que, en cualquier caso, su petición todavía se podría realizar.

El juez, en cambio, niega la mayor porque, en un documento privado firmado entre José Pascual Romero y el entonces arzobispo Agustín García-Gasco, el cabeza de la Iglesia en Valencia se comprometía a destinar el dinero a construir el edificio parroquial “sobre esos solares, y no en otros”, algo que ahora ya resulta imposible porque allí se levanta un bloque de pisos. Más aún, el acuerdo incluía la petición de Romero para que él y sus padres fueran enterrados en el interior del templo, así como que “en ningún caso se permitía a la Archidiócesis la venta de los solares”, algo que García-Gasco incumplió. En su alegato, el arzobispado incluso señaló que una reparcelación urbanística llevada a cabo por el Ayuntamiento de Gandia impidió llevar a cabo la voluntad del donante, algo desmentido por un técnico municipal que fue citado para declarar.

La sentencia, que puede ser recurrida, recrimina al Arzobispado de Valencia porque, “al vender la finca donde tenía que ubicarse la parroquia, ha hecho de imposible cumplimiento” la voluntad expresada en el testamento de Romero, dado que “no era voluntad del donante que la parroquia se ubicara en lugar distinto de los terrenos que donó”. El fallo impone las costas procesales al arzobispado.

Al tener conocimiento de la sentencia, Levante-EMV pudo hablar ayer con algunos de los sobrinos del donante que vio frustrada su voluntad de construir un templo parroquial en Benipeixcar, pero optaron por no hacer ningún tipo de valoración sobre la misma hasta que no sea firme.

Pese a la contundencia del fallo ya que se desestiman todos sus argumentos, el Arzobispado de Valencia ha mostrado su voluntad de recurrir la sentencia.

10 comentarios

  • Asun

    Jftamames,

    Puede que me equivoque, pero me da la impresión que ve cosas donde yo no las veo. Lo de hacer difícil la fe al pueblo sencillo, suele oírse mucho desde los representantes de la Iglesia, lo que me dice que no tienen la confianza puesta en la capacidad y adultez del ser humano de hacer libre y autónomamente la vida y el recorrido de la fe. Por otro lado es a ellos más que a nadie, según la estructura eclesial, a quienes compete estar a la altura e ir por delante de las circunstancias de todos y cada uno/a de los/las creyentes.

    Aquí no se habla de corrupción, sino de falta de transparencia y generosidad, que creo deberían ser cuidadas actitudes cristianas. Choca bastante que no sea este el modelo de Jesús en este caso que nos ocupa. Del materialismo del que tanto se habla y condena no estamos aparentemente exentos, parece. Pues se trata de serlo y parecerlo ¿No? Pero cada vez tenemos, parece ser que todos, la manga más ancha para los de casa. Lo que está mal, está en todas partes. Aquí no vale “ y tú más”.

    El totalitarismo se ejerce, hasta donde yo sé desde el poder, cuando se erradica a todo aquel que no piensa y actúa como se prescribe conforme a la norma no democráticamente consultada, sino impuesta. El mal está en las personas que abusan de su poder y tratan a los demás injustamente, y sin el debido respeto, no tanto está en la ideología, que, por otra parte, mayormente ninguna es mala en sí misma, aunque puedan ser en la práctica muy mal “interpretada” y “realizada”.

    Todo esto es porque en Atrio no se pretende tanto llevar la razón como especialmente aprender entre todos a mejorar y ser más conscientes en la vida personal de cada cual.

  • Julián Leirgab

    jftamames, o quién está detrás de estas palabras. Bien usted puede interpretar como se le antoja lo que otro dice pero parece que no hubo intención de escuchar las razones de las personas, las preocupaciones y, empero, tilda de totalitarismo a los cristianos o no, católicos o no, quienes no tienen los ojos ciegos como para no ver la corrupción existente en los distintos ámbitos de la iglesia católica. No hay crítica acida ni farisaica, como su pensar, o mejor dicho falta de un pensar con rigor, por parte de quienes no se conforman con una sociedad eclesiástica que, como lo refleja en sus propias palabras, cree que los otros consideran a los eclesiásticos que piensan distinto ya por ello los tildan de corruptos y esto no fue, desde el comienzo, el hilo de las realidades evidenciadas en el artículo. Se sale de la cuestión, evadiéndose moralinas que sirvieron de mucho a una cierta igelsia católica tan acostumbrada en decir cómo deben comportarse las personas si desean conocer a Cristo como si ella es el parámetro, el indicador de quién está unido a Cristo y quien no. Los tiempos cambiaron, por suerte, y no es más usted, ni la Iglesia católica, etc. la que utilizando el dinero ajeno para otros fines, la que bajo supuesta autoridad divina hace llegar a la gente a Dios.
    Nadie le persigue porque no da razón a quien escribe el artículo sino que es la realidad de los implicados eclesiásticos la que pone en jaque mate al dios ídolo que en la iglesia católica, en parte de ella, sigue y adora: el dinero….

  • jftamames

    “Nos achacan que siendo ATRIO un portal laico de espiritualidad estemos tan pendientes de la jerarquía católica, denunciando sus supuestos errores. Pero es que, mientras no caiga ese pedestal de autoridad “delegada o vicaria del mismísimo Cristo”, el desprestigio que estos mismos jerarcas producen es tan grande que dificultan la fe del pueblo sencillo.”
    Y habla usted en nombra de ese pueblo sencillo. Me gustaría saber en que momento y bajo que partido o grupo ha sido usted elegido representante o donde saca usted esas opiniones sobre lo que hace o no hace dificil la fe. La interpretación sobre las condiciones de una herencia y la burda, miserable e inhumana alineación de curas y obispos con bandas armadas en nuestro país y en otros, no pone en tela de juicio a la jerarquía que lo consiente, no. Como en Valencia el obispo no casa con mi ideología, zas, todo es corrupción. Si un representante más acorde con mi ideología hace barbaridades peores, es abierto, progresista (siendo esto algo positivo para algunos) y autentico.
    Si no fuera por este escoramiento hacía la critica acida y farisaica a obispos y personas que no comulgan con su interpretación de la vida, la noticia podría tener su valoración, pero es que tiene narices dedicarse a la persecución sólo de los que no me dan la razón. ¿No es eso la definición de totalitarismo?

  • MARISA-EL TALLER

    Madre mia como esta el patio de los altos cargos eclesiales¡¡¡¡¡¡¡¡¡.
    Pues nada, que restituya y de los intereses que lo envie a esa zona del mundo, que tan mal ha estado siempre y que ahora lo ha venido a rematar un terremoto, siempre puede ser peor.
    Desde luego Jesus gastaria el latigo.
    PAZ Y BIEN

  • Sol

    ¡Uisss! pues yo echo mucho de menos en estos debates a quienes se ponen de uñas en otros asuntos como el aborto. Exactamente igual que en otros temas como la desgracia de Haití. No saben, no contestan.

  • Jesús

    Hasta los tribunales les han condenado.
    ¿No se dan cuenta de que son lobos con piel de cordero?
    De algún cura no se fian para dejarle edificar templos y ellos no edifican la Iglesia de Dios. Mienten, engañan y mantienen el envite.

    Los fieles y pastores que desecharon son ahora la piedra angular.

  • María

    No sabía yo que en nuestro tiempo todavía se pudieran dejar tierras y dineros para construir una iglesia y ser enterrado con tu familia en ella. Creía que esos tratos diferenciales estaban abolidos desde hace mucho.

    Pero como no es así, el nuevo obispo -que se supone no tuvo que ver en este asunto pues sucedió antes de que él fuese nombrado obispo-, debería devolver el dinero de la venta del solar ya que ese ha sido el fallo de la corte. Eso es lo que yo le pediría si fuese mi obispo.

    De 1996 (año de la donación) a 2006 (año de la venta), van diez años. Y otros cuatro años hasta este de 2010. No es mala idea que los intereses obtenidos en estos años los destine como dice Mar a Haïtí, en situación de necesidad máxima.

  • MAR Medina

    De nuevo queda en evidencia un jerarca, con una historia que demuestra dónde está su corazón (“Donde esté tu tesoro, allí estará tu corazón”).

    Lo único que podía haber hecho con esa donación era cumplir el deseo del donante, construir en su solar una iglesia para gloria de Dios, ¿no? Pero el arzobispo prefirió especular con ello y vendió los terrenos.

    ¿Qué hizo con el dinero? ¿Quizá lo destinó para obras benéficas, o simplemente aumentó el ya poderoso patrimonio de la iglesia?
    Ahora tiene que devolverlo.
    Si lo destinó a obras benéficas que saque el importe que obtuvo de la venta de las nutridas arcas del patrimonio católico.
    Pero si pasó a engrosarlo, que lo restituya y, como penitencia por apropiación indebida, que entregue una cantidad igual a Haití, por ejemplo. Es sólo una idea.

  • ana rodrigo

    La ambición por donaciones y herencias de las instituciones religiosas es un clásico. De vez en cuando nos enteramos de alguna pequeña puntita de un iceberg inmenso.

    Yo conocí de primera mano la siguiente historia. Un día apareció en una congregación religiosa una mujer con un niño recién nacido pidiendo acogida y diciendo ser princesa, de un país europeo, se decía ser María Teresa de Austria, creo que hasta la verdadera princesa salía en las revistas del corazón pero las monjas no enteraron a tiempo.

    Decía ser heredera de una gran fortuna y patrimonio y que era perseguida por su padre por lo que tenía que permanecer oculta mientras estuviese en esa ciudad. Con esta historia la acogieron y la ocultaron a cambio de que les dejase parte de su herencia. Salía casi todos los días en un taxi a hablar con sus abogados, decía, mientras que por el camino iba señalándoles a las monjitas los mejores edificios de la ciudad diciendo “este edificio es mío”. Al cabo de dos o tres meses, creo que cruzó la frontera acompañada de dos monjas ( lo que le facilitó la huída), y en Francia desapareció. Entonces se enteraron que todo era falso y que ella era una delincuente internacional de mucha envergadura.

    Parece una película, pero os puedo asegurar que es cierta la historia, y todo por una herencia sustanciosa. Lo que pasa que en este caso se quedaron con las ganas, pero ¿¡cuántas historias parecidas a ésta no se habrán dado aunque con mejor final para los y las avariciosas!?

    Justificación: todo lo hacen para agrandar el reino de Dios.

    Mamma mío, si Jesús levantase la cabeza, la de latigazos que daría en templos!!!

  • Antonio vicedo

    ¿Y por qué no les leerán y explicaran los Obispos o Arzobispos a estas voluntariosas personas en el Evangelio de Juan IV,19-26 ese: NI AQUÍ NI EN JERUSALÉN, que Jesús le explicó a la Samaritana, antes de contaminarse las manos y las faltriqueras eclesiales?
    ¿O por qué no les aclaran aquello de Mt. XXV: – CONMIGO hacéis o dejáis de hacer lo que con uno cualquiera de mis más pequeños hermanos?
    Ahora que se den cuenta de que, cuando la sal ni sala ni condimenta, lo único para lo que sirve es para ser esparcida por la calle y que las gentes la pisen. “Harto estoy, dice el Señor, de vuestros cultos y fiestas, pues no habéis entendido aquello de: Misericordia quiero, que no sacrificios.
    Ya los entusiasmados discípulos ante la maravilla del Templo de Jerusalén, fueron advertidos de que: “De eso, no quedará piedra sobre piedra.”
    Para la NUEVA ALIANZA que Jesús inició y mantiene, los templos no son de piedras, sino VIVOS y PERSONALES.

Deja un comentario